LA DESPENSA

El límite en el consumo de sal y la cantidad necesaria diaria

Es importante controlar el consumo de sal. /
Es importante controlar el consumo de sal.

Puede ser uno de los minerales más necesarios con un consumo responsable y controlado

La sal es una de las sustancias más apreciadas por la humanidad. Junto a las especias, forma parte de los distintos condimentos para cocinar considerados naturales. Al igual que el azúcar, pese a ser naturales, poseen propiedades negativas para la salud si se toman en exceso, especialmente por su relación con la hipertensión arterial. No obstante, consumida en medidas recomendables, la sal no es solo potenciadora del sabor en alimentos, sino una fuente de sodio a tener en consideración. Se halla en nuestras mesas por lo primero, y cada vez más por lo segundo. Y es que nuevas investigaciones indican que las personas que toman poco sodio tienen mayor riesgo de hipertensión y accidentes cardiovasculares que las que toman mayores cantidades.

Un estudio de la Universidad de Boston afirma que las personas que toman menos de 2,5gr de sodio al día (equivalente a una cucharada de sal) tienen una tensión arterial más alta que las que toman más cantidad. Esta conclusión ha supuesto un cambio en la mentalidad del consumidor, que hasta ahora valoraba negativamente la sal para la salud de las personas, especialmente por sus propiedades hipertensivas (siendo origen de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares, diabetes, fallo renal o disminución de calidad y expectativa de vida).

Las propiedades naturales de la sal ayudan a darnos energía

La sal es uno de los minerales más necesarios para el completo funcionamiento del sistema nervioso e inmune. El cloruro y el sodio (sus elementos químicos) ayudan al sistema nervioso y a la correcta circulación. El consumo de sal es necesario en el día a día, pero el exceso en su consumo puede ocasionar problemas de salud (sus consecuencias más comunes son la hipertensión y la retención de líquidos).

¿Cuál es la cantidad de sal diaria necesaria?

Si bien es cierto que influyen algunos factores, como la edad, el peso, el trabajo físico, el ejercicio que se practica o la dieta alimenticia diaria, entre otros, la Organización Mundial de la Salud cifra en 5-6 gramos la cantidad diaria de ingesta de la sal.

Debemos de tener en cuenta que los quesos, panes, galletas y otros alimentos precocidos o industriales exceden los límites de sal, y mucho más si los condimentamos. Por lo tanto, debemos regular la ingesta diaria de este mineral, conjuntamente con el consumo de otros alimentos y otras fuentes de sodio.