LA DESPENSA

Cómo hacer el arroz blanco perfecto

El arroz es un alimento muy consumido en todo el mundo. /
El arroz es un alimento muy consumido en todo el mundo.

La cocción del arroz no es sencilla, pero todo el mundo es capaz de lograr ese punto perfecto

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacer el arroz blanco perfecto? Cada receta con arroz cuenta con unas particularidades diferentes, y para que la experiencia con el plato sea adecuada, se deben conocer una serie de técnicas.

De no ser así, podría quedar un arroz de grano duro o pastoso que hiciera que no volviéramos a optar por ese plato. El arroz supone un complemento perfecto para todo tipo de ingredientes, pudiéndolo acompañar con verduras, carne, pescado o legumbres, por ejemplo, la variedad de recetas es inmensa. Generalmente, los factores que intervienen a la hora de conseguir un arroz en su punto son el agua, el fuego y el tipo de arroz que se utilice, además de la mano del cocinero. La cocción del arroz no es fácil, pero con algunos trucos podemos lograr ese punto idóneo que deje a los comensales con ganas de repetir.

Cantidad y tipo de agua para la cocción de arroz blanco

¿Cúanta cantidad de agua por arroz hay que utilizar? Por lo general, la cantidad de agua debe ser el doble que la del arroz. No obstante, según los ingredientes que se utilicen, la dosis varía.

Haciendo un arroz acompañado de ingredientes como el jamón, la carne de cerdo o de pollo, se deberá aumentar la cantidad de agua porque se trata de productos más secos. Por el contrario, si el plato contiene verduras o pescados como el rape y el calamar, se tendrá que reducir esta proporción, ya que expulsan una gran cantidad de agua al cocer. Dependiendo de la región geográfica en la que nos encontremos, será bueno o no usar agua del grifo. En el caso contrario, será mejor optar por el agua mineral.

La intensidad del fuego

La utilización del fuego es de vital importancia para lograr un arroz en su punto. Para ello, el fuego deberá estar igual de repartido por toda la base de la sartén, siendo su diámetro similar a la base del utensilio que empleemos para cocinarlo. Cuando se añada el arroz, se subirá la intensidad del fuego durante diez minutos con el objetivo de lograr una cocción más rápida. A continuación, se baja otros diez minutos para que se cueza a fuego lento. Un truco muy valioso es, cuando falte poco para estar perfecto, retirarlo del fuego, taparlo con papel de periódico o de aluminio para no perder la humedad y dejarlo reposar hasta que termine de hacerse.

Cocción por tipo de arroz

Cada grano tiene una particularidad diferente, por lo que habrá que conocer el tiempo de cocción de cada uno de ellos.

  • Arroz de grano largo: si optamos por un grano largo, habrá que esperar alrededor de doce minutos para poder disfrutar del plato que hayamos preparado. Dependiendo de los ingredientes, por cada taza de arroz, se debería de añadir dos de agua.
  • Arroz de grano redondo: en cuanto al grano redondo, necesita una cocción de quince minutos, aunque es recomendable sofreír un poco el arroz antes de comenzar a cocerlo. En este caso, por cada taza de arroz, se deberán verter dos tazas y media de agua.
  • Arroz integral: el tipo de arroz que presenta una preparación más costosa es el grano integral, aunque represente una variedad más saludable. Necesita un tiempo de cocción de cuarenta minutos para lograr un arroz en su punto. A su vez, requiere de una mayor cantidad de agua puesto que es imprescindible usar cuatro tazas de agua por cada una de arroz.