LA DESPENSA

Cómo hacer la barbacoa casera perfecta

Antes de comenzar a cocinar, hay que tener paciencia con las brasas. /DV
Antes de comenzar a cocinar, hay que tener paciencia con las brasas. / DV

Una barbacoa puede parecer sencilla de realizar, pero requiere planificación y conocimiento para que salga lo mejor posible

DV

No hay nada mejor para despedir el verano que compartir una barbacoa casera con amigos o familiares. Es un método gastronómico ideal para degustar auténticos manjares en buena compañía y en cualquier lugar, ya sea en un jardín, un picnic, una piscina o una terraza.

Los llamados de 'reyes de las brasas' son alimentos como el chorizo, morcilla, panceta, pollo, hamburguesas o un buen txuletón, y se pueden servir acompañados de verduras o pescado. Pese a que puede parecer fácil de hacer, una buena barbacoa requiere de planificación, paciencia y una buena mano para el asado.

Estos son algunos consejos para triunfar y lograr una excelente parrillada.

Planificación de las raciones

Cuando invitamos a un número elevado de comensales es difícil determinar el número de piezas que necesitamos. Lo importante es que nadie se quede con hambre, por lo que los expertos recomiendan por persona 200 gramos repartidos entre los entrantes –chorizo, panceta, morcilla o pincho moruno–, 250 gramos de carne sin hueso y 350 gramos en piezas del tipo de las txuletas.

Qué debemos comprar

Aunque en las barbacoas se incluyan todo tipo de productos, el cerdo sigue predominando en todas sus formas: chorizo, morcilla, panceta o txistorra. El plato principal depende del presupuesto del que se disponga, puede ser entrecot, txuletón o txuletillas de cordero, o de forma más modesta, hamburguesas, solomillo de cerdo o las diversas variantes del pollo.

El orden de los alimentos

A la hora de cocinarlos, los expertos afirman que lo mejor es empezar por el chorizo, la panceta, la txistorra o la morcilla. Es cuestión de ser prácticos, ya que tardan más en hacerse. Después, se recomienda seguir con las piezas del pollo, que tardan unos diez minutos por cada lado. Para el final, dejaremos las txuletas, hamburguesas y lomo, pues estos se asan deprisa. Si se opta pori ncluir verduras, lo mejor es cocinarlas junto con el pollo.

Trucos para ser el rey de la barbacoa

Una vez planificado el menú, la cantidad y el orden de asado, conviene saber ciertos detalles para su preparación. Lo primero a conocer es que la carne se cocina mejor cuando está a temperatura ambiente, por lo que es mejor sacarla de la nevera al menos una hora antes. Además, antes de ponernos a cocinar, debemos tener paciencia con el fuego y esperar a que las brasas tengan un punto blanquecino. Por último, es útil saber que las brasas hechas de carbón duran mucho más que otras y mantienen una potencia constante.

Y a la hora de cocinar...

Es muy importante no poner sal a la carne antes de asarla, ya que provoca que salgan los jugos y se seque en su interior. En este senido, para que los alimentos se cocinen poco a poco se recomienda colocar la parrilla a una distancia suficiente de las brasas, a aproximadamente 10 centímetros. Es importante tener junto a la comida el material necesario para manipularla (cuchillos, pinzas, espátula, bandejas, platos…) y a la hora de servir la carne conviene hacerlo en tablas de madera, ya que éstas mantienen el calor.