LA DESPENSA

Animales que se comen vivos

Las ostras son uno de los alimentos que se consumen vivos. /
Las ostras son uno de los alimentos que se consumen vivos.

En determinadas culturas culinarias, especialmente en los países de Asia, el animal puede ser colocado totalmente crudo en el plato

En un número extenso de regiones del mundo comer animales vivos es una tradición. Incluso, en muchos casos suele ser una exquisitez. Según la cultura gastronómica, el animal puede ser colocado totalmente crudo en el plato, o puede estar un tanto agonizante, como es el caso de la mayoría de los que se comen vivos.

El motivo de comer animales aún vivos es la creencia de múltiples culturas en cuanto a que éstos aportan más nutrientes que los animales que son cocinados, y de que, además, su textura es mejor. A su juicio, la experiencia de haberlos comido en ese estado se vuelve inolvidable. Las regiones son variadas, si bien es cierto que la que tiene más países representantes es Asia. Estos son algunos de los animales que se pueden degustar vivos:

Los erizos de mar

A pesar de no mostrar rasgos de un ser vivo, los erizos de mar se degustan en ese estado. En países como Italia cada vez es más habitual la costumbre de comer estos animales marinos, luego de ser cazados por uno mismo. Posteriormente, se abren y se ingiere lo que contienen dentro.

Las larvas en Casu Marzu

También en Italia, en la isla de Cerdeña, existe un queso conocido como Casu Marzu, el cual se deja reposando hasta que pueda llegar al punto de casi conseguir su descomposición. Es entonces cuando se colocan las larvas de la mosca del queso para que se coman su grasa. La mayoría de comensales retira las larvas, pero un grupo más reducido las ingiere, con el pretexto de que le dan al queso un sabor único y especial.

Las ostras

A pesar de que es un alimento muy típico en los restaurantes, muy pocos consumidores saben que están ingiriéndolas vivas. Las ostras no mueren cuando son sacadas del agua, ni siquiera cuando se abren. Apenas empiezan a morir cuando la piel es arrancada de la concha, es decir, cuando son chupadas y colocadas dentro de la boca. Es entonces cuando apenas empiezan a agonizar.

Las serpientes

En China estos platos son muy comunes, y se venden en algunas regiones del país como platos principales. Las serpientes son vendidas de muchas formas, algunas en estofados y otras cocinadas, pero existen muchas personas que prefieren comerlas vivas por cuestiones de gusto o de curiosidad.

El murciélago de la fruta

A pesar de parecer muy extraño para la cultura gastronómica occidental, es un plato muy común en países asiáticos, incluso en islas como la de Madagascar. En estos lugares, alegan con firmeza que la piel de dicho animal sabe como el pollo. Normalmente, se opta por bañar al animal en leche de coco para luego empezar a comerlo.

El camarón de Odori Ebi

Este animal, que se come en sushi, es altamente especial. En Odori Ebi el camarón se sumerge en una salsa especial para intoxicarlo y luego ser comido rápidamente. Muchos aseguran que este alimento es altamente delicioso, y aunque en Japón (su país de origen) no es de lo más común, existen restaurantes donde lo sirven con total normalidad.

La tarántula

En Camboya es muy típica la ingesta de arañas, y aunque se puedan comer fritas o cocidas como en muchos lugares de esta región, numerosas personas prefieren hacerlo vivas, alegando que su sabor y su textura es mucho mejor si son comidas de esa manera.