Pedro Sánchez rectifica y hará dos debates: «¡Qué remedio!»

JUSTO RODRIGUEZ

El presidente del Gobierno expresa, sin embargo, su malestar, y esgrime que la celebración de dos encuentros así en jornadas consecutivas es «un manifiesto error impropio de una democracia establecida»

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Pedro Sánchez da marcha atrás. El líder del PSOE ha decidido finalmente participar en dos debates a cuatro, el primero el lunes 22 en TVE y el segundo el 23, en Atresmedia. El jefe del Ejecutivo rectifica así la decisión de mantener un único debate electoral en la cadena pública el martes, después de la enorme polémica que había generado su empeño, criticado por el resto de partidos, y del enfado mostrado por los trabajadores de la corporación ante la decisión de la Administradora Única nombrada por el Gobierno, Rosa María Mateo, de contribuir a la estrategia socialista proponiendo de manera sorpresiva como fecha para el encuentro el 23.

«¡Qué remedio!», ha respondido el presidente del Gobierno a una cuestión lanzada sobre si es mejor dos debates que uno, durante su paseo matinal de este Viernes Santo por el casco histórico de Logroño. El presidente de Gobierno ha dado esta respuesta con un encogimiento de hombros y una media sonrisa a preguntas de los medios de comunicación.

Después, durante un acto en San Sebastián, confirmó que acudirá «con guante blanco» a ambos debates y confió en que la «derecha de tres siglas entienda que debatir no es insultar». Y tiró de ironía: «Visto lo visto y oído lo oído, me parece bien que TVE y Atresmedia pongan los debates en horario infantil, porque las cosas que dice la derecha...»

El martes era la fecha inicial en la que iba a celebrarse en Atresmedia el debate a cinco entre Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal, aceptado por el Comité electoral del PSOE y suspendido el martes por la Junta Electoral Central por no responder a los criterios de proporcionalidad y pluralidad que marca la ley. La cadena privada decidió entonces reconvertir su programa en un choque de opiniones entre los cuatro candidatos de los principales partidos de ámbito nacional considerados «grupos políticos significativos» conforme a los criterios del órgano encargado de velar por la limpieza del proceso electoral. Y RTVE volvió a poner encima de la mesa su propuesta, inicialmente rechazada por el PSOE, de un debate a cuatro. Ese debate se había programado en su momento para el 22, si bien la pública dijo que aceptaría lo que consensuaran las formaciones.

Los socialistas siempre han tenido claro que solo querían un debate. Se ven fuertes en las encuestas y han diseñado una campaña de mínimo riesgo. Su primera opción, la de un debate con VOX en Atresmedia el 23 (discutida internamente), pretendía contribuir a dividir el voto de la derecha e impulsar el voto del miedo entre la izquierda para concentrarlo en Sánchez. La JEC dio al traste con esa estrategia. Ante dos propuestas de debate a cuatro, al jefe del Ejecutivo no le quedó más remedio que decantarse por el de la pública, de la que siempre se ha erigido en gran defensor, en detrimento del grupo privado. Su problema fue que el resto de candidatos aceptaron también el debate de Atresmedia, que amenazó incluso con dejar el atril del presidente vacío si era necesario.

Este jueves, RTVE comunicó que cambiaba de día y proponía como fecha de su debate el mismo 23 (el reservado por Atresmedia, en contra de lo aceptado por PP, PSOE y Podemos. No solo Casado, Rivera e Iglesias acusaron al presidente del Gobierno de instrumentalizar a su favor la corporación sino que el propio Comité de Informativos de la 'casa' y presentadores emblemáticos como Xavier Fortes expresaron su malestar. A pesar de todo, a las cuatro de la tarde, en una entrevista en Onda Cero, Sánchez insistió en su planteamiento y aseguró que él iría a un único debate en TVE el 23 y que los demás partidos tendrían que decidir a quién enviaban a confrontar sus proyectos con él.

En un comunicado, este mismo viernes, el PSOE ha informado, sin embargo, de que Sánchez «ha trasladado al Comité Electoral del PSOE la petición de que reconsidere su posición respecto a los debates electorales previstos para la semana próxima», como si el asunto nunca hubiera tenido que ver con su propia voluntad . «Considera que los españoles tienen derecho a escuchar a los candidatos debatir sus propuestas para España y, ante la posibilidad real de que no hubiera ningún debate, ha solicitado a sus compañeros que hagan efectiva su aceptación a asistir a los debates propuestos tanto por RTVE y Atresmedia», dice la nota.

En el mismo texto, el presidente del Gobierno recuerda, no obstante, que él hubiera preferido un solo debate y lamenta «la imposibilidad de los distintos partidos y de los operadores públicos y privados de alcanzar un acuerdo» para su organización «tal y como - esgrime- es la norma internacional repetida en todas las democracias avanzadas del mundo«.

«En relación con la solicitud de un debate en TVE alternativo al de Atresmedia, considera una anomalía la celebración de dos debates presidenciales en dos días consecutivos. No hay precedente alguno en la historia de las democracias occidentales de un planteamiento semejante desde la invención de la televisión. Sin embargo, si los tres partidos de oposición coinciden de nuevo en una posición conjunta, el Partido Socialista no podrá ser acusado nunca de impedir la celebración del debate, aunque lo considere un manifiesto error impropio de una democracia establecida», insiste.

«Sánchez solo acierta cuando rectifica»

Ante las novedades conocidas esta mañana acerca de los debates, el Partido Popular afirma que «Sanchez recula obligado por la oposición y por su desgaste electoral pero no por el bien de España. Nunca actúa guiado por el interés de los españoles sino por el suyo propio. Y una vez más deja en evidencia el uso partidista que hace de las instituciones públicas cuando vemos que TVE se pliega a sus exigencias de cambio de fecha».

«Pedro Sánchez recula» en este asunto obligado por la oposición y por su desgaste electoral, pero no por el bien de España» PP

El líder del PP y candidato, Pablo Casado, ha asegurado que Sánchez, «solo acierta cuando rectifica» y se ha visto «obligado» a hacerlo para aceptar finalmente participar en los dos debates electorales previstos, el de TVE y el de Atresmedia.

En una intervención en la plazuela de San José, en Pamplona, durante un acto de la coalición Navarra Suma (PP, UPN y Cs), ha advertido de que si a Sánchez «no le queda más remedio que debatir», los españoles sí que tienen otra solución, que es «votar a la única alternativa que puede garantizar que salga de La Moncloa».

En la misma línea se ha pronunciado la número uno del PP por Barcelona en la listas del Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha señalado, tras conocer la decisión del presidente del Gobierno, que Pedro Sánchez «sólo acierta cuando se rectifica a sí mismo». «Yo ya me lo veía debatiendo solo, como Narciso ante el espejo», ha ironizado Álvarez de Toledo en declaraciones a Onda Cero.

La candidata 'popular' ha criticado la «jugada de trilero» que se ha marcado Sánchez intentando «meter a Vox» en el debate «para hacer una especie de divide y vencerás y dejando por el camino una devastación en la credibilidad de TVE». «Por lo que se ve va a tener dos debates seguidos, una especie de primera y segunda vuelta», ha apuntado Álvarez de Toledo, que ha advertido de la «asombrosa capacidad de perturbación y fractura» que tiene el actual presidente del Gobierno.

Ciudadanos pide la dimisión de Rosa María Mateo

El candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha cargado contra Sánchez por «su falta de escrúpulos» y su intento de manipular los debates, y ha aplaudido a los periodistas y a los medios de comunicación por conseguir que finalmente se celebren.

Rivera ha asegurado que estará en los dos debates, insistiendo en que Sánchez ha intentado «engañar» a los medios privados y a los españoles tratando de esquivar su presencia. Por fin «la democracia ha vencido, los españoles han ganado y el periodismo también», ha subrayado al recalcar que los ciudadanos tienen derecho a elegir a su presidente en un debate o dos.

«Basta ya de cacicadas de Rajoy y Sánchez, que no quieren debatir», ha dicho Rivera, quien ha afirmado que los ciudadanos no se merecen un presidente que no quiera confrontar sus ideas con sus rivales y que le tenga miedo a dialogar. «Quien le tiene miedo a un debate, le tiene miedo a la democracia, le tiene miedo al periodismo, a la pluralidad», ha añadido el líder naranja.

Ciudadanos, además, ha pedido este viernes la dimisión de la administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo, por su posición sobre el debate electoral y ha cargado contra el presidente del Gobierno por la «cacicada» de utilizar la televisión pública para sus propios intereses.

Iglesias acusa al Gobierno de instrumentalizar RTVE

Por su parte, el secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia del Gobierno por Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado que la idea de que el debate en RTVE fuera el 23 de abril «respondía a un uso instrumental e inaceptable de RTVE por parte del Gobierno», y ha transmitido a los trabajadores del ente público su agradecimiento por «lograr» que la presidenta, Rosa María Mateo, rectificara sobre el día de celebración del mismo. El líder de la formación 'morada' ha indicado que «será un honor estar en los dos debates» y ha añadido que «ojalá no se repitan situaciones como ésta y que los debates se regulen y sean obligatorios».

«Hay mucha gente que quiere vernos debatir sobre empleo, sobre vivienda, sobre como bajar la factura de la luz, y que tienen derecho a contrastar las propuestas de los diferentes candidatos y formaciones. Nunca la televisión pública puede trabajar a favor de un Gobierno, lo que vimos el jueves fue un espectáculo terrible», ha enfatizado Iglesias.

Más información