Rivera señala a EH Bildu y Sortu en su denuncia ante la Fiscalía

Rivera y Pagazaurtundua muestran la denuncia interpuesta ayer./EFE
Rivera y Pagazaurtundua muestran la denuncia interpuesta ayer. / EFE

El líder de Ciudadanos defiende que «hay instigadores políticos» tras el acoso del domingo en Errenteria y pide a la Justicia que «tire del hilo»

M. EUGENIA ALONSOMADRID.

La fiscal general del Estado, María José Segarra, ya tiene en sus manos el escrito de 41 páginas en el que Ciudadanos denuncia el acoso sufrido por seguidores de la izquierda abertzale durante un acto de campaña en Errenteria. En la formación liberal tienen claro que nada de lo que ocurrió el pasado domingo en la villa papelera fue espontáneo ni fruto de la casualidad. Y responsabilizan directamente a Sortu y EH Bildu de estar detrás de la «acción concertada» con la que sus «cachorros» de Ernai, nueva organización juvenil independentista, buscaban reventar el mitin.

«Hay pruebas en este documento de organizaciones de la izquierda abertzale, los mismos que organizan actos de homenajes a los asesinos son los mismos que con el mismo logo, la misma marca, las mismas palabras, organizan boicots y revientan actos a Ciudadanos», explicó ante la puerta de la sede de la Fiscalía General del Estado Albert Rivera, que acudió a presentar la denuncia acompañado por la eurodiputada de UPyD y candidata de Cs a las elecciones europeas, Maite Pagazaurtundua, presente también durante los sucesos.

Como pruebas, el partido naranja presentó imágenes de pancartas, pantallazos de una cuenta de Twitter que Ciudadanos atribuye a Ernai y vídeos de las redes sociales en los que, siempre según el partido naranja, se probaría que la izquierda abertzale «orquestó el boicot» y con los que podrían haber incurrido en varios delitos, denuncian. Entre ellos, incitación al odio, injurias y amenazas. «No fueron delitos solo contra Ciudadanos, sino contra decenas de personas que quisieron asistir a un acto de un partido en unas elecciones democráticas», señaló Rivera.

Los dirigentes de la formación liberal y los asistentes al mitin de Errenteria tuvieron que salir de la plaza, a su conclusión, escoltados por la Ertzaintza. A su paso les lanzaron huevos, escupitajos y les profirieron toda clase de amenazas e insultos, denuncian. «Fascistas de mierda»; «hijos de puta»; «os tenemos en la mira» u «os tenían que haber matado», son algunos de los términos que ha incluido en su demanda el partido naranja, que confía en que la Fiscalía «tire del hilo».

Finalmente, Pagazaurtundua señaló que «el que no está con el acosado está con el acosador», y expresó su esperanza de que Podemos y el PNV «revisen algunos de sus sesgos» -por sus declaraciones sobre lo ocurrido en Errenteria- y se disculpen ante «toda esa gente a la que se le está limitando su derecho político» a asistir a un mitin.