El PSOE andaluz asume el triunfo como un refuerzo de Susana Díaz

Susana Díaz./Efe
Susana Díaz. / Efe

PP y Cs coinciden en desvincular los resultados de las generales del pacto de legislatura

CECILIA CUERDO

Los socialistas andaluces no han tardado ni un día en reclamarse su parte del mérito en la victoria de Pedro Sánchez en las elecciones generales del domingo. Un mérito que plantean como doble: han logrado «barrer a la derecha» en Andalucía y, además, se arrogan el mérito de la movilización de la izquierda para evitar que se repitiera un pacto de la derecha con la ultraderecha. Una movilización capitaneada por la secretaria general, por lo que en la formación entienden que el trabajo intenso en la campaña y los resultados obtenidos «avalan» a Susana Díaz de cara a cualquier posible movimiento interno que, eso sí, de momento no contemplan en la dirección del PSOE andaluz.

Los socialistas reunieron este lunes a su Comisión Ejecutiva Regional para hacer balance triunfal de los comicios. El PSOE ganó en el 93,3% de los municipios andaluces, incluyendo todas las capitales y 28 de las 29 ciudades con más de 50.000. Solo faltó El Ejido (Almería), que optó por Vox. Esos votos se han traducido en 24 diputados y 24 senadores, frente a los 11 diputados y 6 senadores del PP, que perdió el 47% de los apoyos respecto a 2016.

«En toda Andalucía, el mapa es rojo y hay un gran perdedor de estas elecciones que es Juan Manuel Moreno Bonilla y el PP-A», resumió el secretario de organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien interpretó que «el pueblo andaluz le ha hecho una moción de censura al Gobierno andaluz en pleno». De hecho, ironizó acerca de que si él fuera el líder del PP y la Junta y se acostara siendo «tercera fuerza» y con un socio que le ha sobrepasado, sería «para mirárselo».

Cornejo no quiso pronunciarse en la lectura interna de los resultados y la pugna orgánica entre Sánchez y Díaz, poniendo el acento en que ahora lo que toca es centrarse en la campaña para las municipales y que, en cualquier caso, el PSOE andaluz sale reforzado. «Nadie del federal», dijo, se está planteando un relevo en la región. «No hay ningún escenario orgánico previsto y yo creo que todos estamos donde debemos estar», resaltó por su parte Alfonso Gomez de Celis, miembro de la ejecutiva de Sánchez.

En el lado opuesto, tanto PP como Ciudadanos coincidieron en desvincular los resultados del rumbo de pacto de gobierno. «Respetaremos el acuerdo hasta que acabe la legislatura, por mucho que algunos se empeñen en mandar mensajes en otra dirección», afirmó el líder andaluz de Cs Juan Marín. «Andalucía cuenta con un gobierno sólido y así se vio en el balance de los primeros cien días», subrayó por su parte la secretaria general del PP-A, Dolores López, encargada de hacer balance en lugar del presidente del partido y de la Junta, Juanma Moreno. López atribuyó los malos resultados a la fragmentación del voto en la derecha y a la concentración del voto muy movilizado de la izquierda en un solo partido, el PSOE, aunque se mostró confiada en mejorar en las municipales. «Cada elección tiene su peculiaridad», aseguró.