Podemos saca pecho por la campaña de menos a más de Iglesias

Pablo Iglesias./EFE
Pablo Iglesias. / EFE

Creen que en los últimos quince días el candidato ha logrado revertir los malos pronósticos en las encuestas

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Misión cumplida. Esta es la valoración que hacen desde la dirección de Unidas Podemos de una campaña electoral en la que consideran que «un brillante» Pablo Iglesias ha logrado revertir la severa caída que pronosticaban las encuestas y remontar el vuelo en la recta final.

La campaña de la coalición izquierdista ha girado en torno a dos ejes principales. El primero, sobre el que se hizo especial hincapié en los primeros días de la carrera electoral, fue denunciar a un grupo de poderosos que maniobran desde 2014 para evitar que Podemos toque poder. Aquí se encuadraría el espionaje por parte de la 'policía patriótica' del que fue víctima Iglesias para desprestigiarle a él y a su partido, y por el que la Audiencia Nacional ha abierto una investigación judicial. El segundo ariete han sido las políticas sociales.

Con Cataluña y el auge de Vox como temas principales de la campaña, la formación morada e Izquierda Unida se han centrado en defender las medidas sociales de su programa, entre las que figuran las nacionalizaciones de los suministros básicos, un nuevo incremento del salario mínimo en 300 euros o la instauración de una renta mínima de 600 euros. Fue la defensa de estas propuestas la que diferenció a Iglesias de Sánchez, Casado y Rivera en unos debates a cuatro en los que el líder de Podemos, según su partido, salió el mejor parado, al menos, del segundo duelo.

El mensaje que ha lanzado Unidas Podemos a sus votantes durante los últimos quince días es que la suya es la única opción que defenderá las políticas progresistas. Éste ha sido el arma que ha blandido Iglesias en la recta final hata el 28-A para recuperar apoyos fugados al PSOE. «La única garantía de que haya un gobierno de izquierdas es que esté la gente de Unidas Podemos dentro, y eso se va a notar el próximo domingo», insistió ayer el candidato de la coalición, quien volvió a agitar el fantasma de un pacto PSOE-Ciudadanos. Iglesias también se ofreció para garantizar que «nunca más miserables que manchen el nombre de la Policía y de la Guardia Civil en este país», en referencia al excomisario José Villarejo y su camarilla.

De esta forma, el líder d eUnidas Podemos cerró el círculo de una campaña que ha girado entre las cloacas del Estado y la auténtica izquierda que se presenta a las elecciones generales de este domingo.