Otegi viaja a Suiza para firmar con la fugada Marta Rovira la alianza con ERC para el Congreso

Arnaldo Otegi, ayer tarde en el mitin en Llodio, con candidatos alaveses./
Arnaldo Otegi, ayer tarde en el mitin en Llodio, con candidatos alaveses.

El pacto coordina el papel de ambas fuerzas tras el 28-A y pretende contribuir a crear un espacio común con otras «naciones sin estado» europeas

Axel Guerra
AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

EH Bildu y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) sellarán mañana en la localidad suiza de Ginebra el «acuerdo estratégico» por el que las dos formaciones independentistas actuarán coordinadamente en las Cortes después de las elecciones generales del 28 de abril. Los encargados de firmar el pacto serán el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Al acto acudirán las candidatas al Congreso de EH Bildu por Gipuzkoa y Navarra, Mertxe Aizpurua y Bel Pozueta, respectivamente, además de la portavoz de ERC, Marta Vilalta, y el diputado en el Congreso Joan Tardá.

La elección del lugar y de los actores no es casual, ya que están condicionados por el referéndum del 1 de octubre de 2017 en Cataluña y sus consecuencias judiciales. El refrendo se llevará a cabo en Ginebra porque es a donde huyó Rovira hace poco más de un año ante el temor de ser encarcelada por su participación en el procés. La dirigente de ERC es la segunda en el escalafón de la fuerza catalana, después de que su máximo dirigente de ERC, Oriol Junqueras, esté encarcelado y siendo juzgado estos días por el Tribunal Supremo por la causa de la consulta ilegal. Además, evoca a las negociaciones de paz que tuvieron lugar en la población helvética en 2006 entre ETA y el PSE, y que apoyó Batasuna.

Al coaligarse con el partido de Junqueras, la formación abertzale quiere formar parte de un grupo propio amplio en Madrid, que calculan que puede sumar entre 15 y 20 diputados, para sustituir al PNV como referencia vasca a la hora de inclinar en el Congreso la balanza de la gobernabilidad. En ese afán, EH Bildu y ERC, lógicamente, aspiran a conseguir contrapartidas para avanzar en el soberanismo tanto de Euskadi como de Cataluña, aunque sin exigir de saque la autodeterminación.

La agenda del día

Labastida
12.30 horas. Intervienen los números uno al Congreso por Bizkaia y Araba, Oskar Matute e Iñaki Ruiz de Pinedo.
Donostia, Palacio Miramar,
17.00. Acto con el secretario general Arnaldo Otegi y las candidatas Mertxe Aizpurua y Bel Pozueta.

La alianza que integran Sortu, Eusko Alkartasuna, Alternatiba e independientes sabe también que la flexibilización de la política penitenciaria con los presos de ETA, un tema sensible para la izquierda aber-tzale, pasa asimismo por la continuidad de un Gobierno socialista con apoyo de Podemos, una vez que el actual Ejecutivo de Sánchez modificó la estrategia del PP, y ante las advertencias de los populares de mantener la dispersión si Pablo Casado llega a La Moncloa.

De momento, las encuestas mantienen a EH Bildu con sus actuales dos escaños, aunque algunas le otorgan tres. El objetivo de la coalición abertzale es aportar en torno a cuatro sillones a ERC, para formar un grupo propio que ronde la veintena y tenga una capacidad de influencia similar a la que podrían tener, en función de las urnas, partidos como Ciudadanos, Podemos o Vox. Y, en el caso concreto de EH Bildu, disputar al PNV su papel de bisagra en Madrid, que ha provocado en los últimos años que los cinco o seis escaños jeltzales sean de los más codiciados.

En este sentido, Otegi aseguró ayer tarde en un acto electoral en Llodio, que «los únicos capaces de condicionar el tablero político español somos los soberanistas de izquierdas».

El documento del acuerdo, que fue presentado en Bilbao el 25 de marzo, no resuelve las dudas y se limita a destacar que EH Bildu y ERC establecerán «una unidad de acción política en el Congreso y en el Senado»; desarrollarán «de manera acordada» iniciativas «de carácter institucional y de masas», así como «una política coordinada y común en la comunidad internacional»; y contribuirán a «crear espacios de colaboración con otras naciones sin estado europeas».

A ese acuerdo se podrán unir posteriormente los nacionalistas gallegos del BNG si logran representación el 28 de abril. De hecho, EH Bildu, ERC y BNG se presentarán en coalición a las elecciones europeas del 26 de mayo bajo la marca 'Ahora repúblicas'.