Otegi se declara orgulloso de ser «el principal enemigo del trifachito»

Arnaldo Otegi, durante la charla ofrecida ayer en la casa de cultura de Arrasate. /
Arnaldo Otegi, durante la charla ofrecida ayer en la casa de cultura de Arrasate.

El coordinador general de EH Bildu afirma que «el régimen del 78 está en crisis» y no es una «oferta democrática» ni para Euskadi ni para Cataluña

JAIONE ALONSO SAN SEBASTIÁN.

«Es un honor ser su principal enemigo». Con estas palabras se dirigió ayer en Arrasate el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, al que desde la coalición califican como «trifachito», en referencia al PP, Ciudadanos y Vox. Otegi dejó claro que «estamos listos para ofrecer una democracia de calidad» y que los tres partidos del centro derecha «van en nuestra contra, porque saben que seremos decisivos en Madrid». En este sentido, recalcó que el voto a EH Bildu, «es lo que más daño le puede hacer a la derecha» y que está en «nuestras manos» que el 28 de abril «pasen una mala noche».

En una charla celebrada en la casa de cultura de Arrasate, el coordinador general de EH Bildu subrayó además que «el régimen del 78 está en crisis y es más vulnerable que nunca. No garantiza una oferta democrática ni para el País Vasco ni para Cataluña. Quieren recuperar ese régimen mediante el recorte de derechos y el uso de la fuerza». «Están listos para todo», afirmó Otegi.

La agenda del día

Usurbil
Mikel Laboa plaza, 11.30 horas. Acto político con Mertxe Aizpurua.

El dirigente abertzale se refirió también a la situación de los presos de ETA y señaló que será «una prioridad» en Madrid. «Vamos a traer a los presos vascos a casa. Algunos no nos quieren allí, pero estaremos más que nunca. Hemos demostrado que EH Bildu es crucial cuando se trata de mejorar las condiciones de vida de las personas», señaló.

Por otro lado, el candidato de la coalición abertzale al Senado por Gipuzkoa, Gorka Elejabarrieta, que participó ayer en Tolosa en un acto político, afirmó que en las elecciones del 28-A «está en juego nuestro futuro como país y como pueblo». «Ante el ataque recentralizador que llega desde el Estado español, EH Bildu se compromete con este país y con los derechos que nos corresponden. Bajo ninguna circunstancia nuestro partido y la suma de las fuerzas de los soberanistas de izquierdas permitiremos que las derechas españolas lleguen al poder», advirtió el cabeza de lista al Senado.

A juicio de Elejabarrieta, «no es casualidad que quienes no tienen ninguna representación en nuestras instituciones se estén paseando por Euskal Herria este fin de semana», en alusión a la visita de Santiago Abascal (Vox) ayer a Donostia y Bilbao o la de Albert Rivera (Ciudadanos) esta mañana en Errenteria.

«Lucha feminista»

EH Bildu también celebró ayer un acto con mujeres en Villava (Navarra) en el que asistieron, entre otras, la portavoz del partido soberanista en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, la candidata de EH Bildu al Gobierno de Navarra, Bakartxo Ruiz, y las cabezas de lista al Congreso por Navarra y Gipuzkoa, Bel Pozueta y Mertxe Aizpurua, respectivamente. Pozueta aseguró su intención de «llevar a Madrid el compromiso de la lucha feminista», tras alertar del «clima de involución existente» en el Estado.

«En un contexto autoritario, vemos cómo los primeros derechos que se ponen en cuestión, que nos quieren arrebatar, son nuestros derechos, los derechos de las mujeres, los que hemos conquistado a lo largo de muchos años y muchas luchas», reivindicó la candidata al Congreso por Navarra. «Ya sé qué nos vamos a encontrar en Madrid, pero en Euskal Herria hemos sabido rebelarnos y les estamos ganando la batalla social y política», añadió.

Bakartxo Ruiz, por su parte, recordó y agradeció la aportación realizada por miles de mujeres durante tantos años mediante su lucha. «Cuando hablamos de cambio político y social, hablamos de que las mujeres no podemos seguir siendo ciudadanas de segunda. Por eso, vamos a profundizar en el cambio y a dar el salto de las políticas de igualdad a las políticas feministas en todos los ámbitos. Porque si no, las leyes de igualdad y contra la violencia machista seguirán siendo meros parches», señaló la candidata.