Irene Montero: «Ciudadanos pone en riesgo los derechos y libertades tanto como Vox»

Irene Montero: «Ciudadanos pone en riesgo los derechos y libertades tanto como Vox»

«No he oído jamás al PSOE decir que no va a pactar con ninguna de las tres derechas», critica la número dos de Unidas Podemos

EFEMadrid

La número dos de Unidas Podemos, Irene Montero, pide al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que aclare en el debate electoral de mañana en TVE si tiene intención de pactar con Ciudadanos, un partido que, en su opinión, «pone en riesgo los derechos y libertades tanto como Vox«.

«La pregunta es: ¿Por qué no responde? He oído muchas veces a Ciudadanos decir: 'Yo no voy a pactar con el PSOE', pero no he oído jamás al PSOE decir que no va a pactar con ninguna de las tres derechas, que no va a pactar con Cs. No se atreven a decir una verdad», sostiene en una entrevista con EFE Irene Montero, segunda de la lista al Congreso por Madrid.

Tanto ella como el candidato de Unidas Podemos han evitado en esta campaña apelar directamente a Vox, un partido que a juicio de Irene Montero «forma parte del debate público porque, como escisión del PP que es», se disputa con Pablo Casado y Albert Rivera el electorado de derechas.

España, asegura, podría sufrir «una involución democrática» si «cualquiera» de los tres partidos gobernara, también Ciudadanos.

«Una de las tres derechas podría ser blanqueada por el PSOE y entrar en el Gobierno vía voto a Pedro Sánchez, y eso es un problema porque Ciudadanos está poniendo en riesgo derechos y libertades tanto como Vox, lo que pasa es que a lo mejor lo dicen de una forma más suave», alerta Irene Montero.

E insiste a los electores en que «si quieren un gobierno progresista, su voto tiene que ir a Unidas Podemos, porque, si Sánchez puede, va a pactar con Ciudadanos».

Irene Montero cree que «el PSOE está intentando movilizar el miedo» a Vox mientras que Unidas Podemos basa su campaña en «la esperanza», con formatos de mítines «cercanos» y «de escucha» de la sociedad civil, más pequeños que en anteriores campañas.

Irene Montero insiste en que el objetivo de la formación morada es llegar al Gobierno porque el Parlamento, asegura, «tiene muchos límites». «Se pueden hacer cosas pero más lentas y difíciles», dice la número dos de la lista por Madrid, que descarta que Podemos le dé un apoyo externo al PSOE sin entrar en el gobierno.

«No vemos otra posibilidad diferente a gobernar. No nos planteamos otro escenario ni objetivo posible», responde Irene Montero a la pregunta de si mantendrán su posición hasta las últimas consecuencias.

Y se justifica: «Es que nosotros pensamos que un gobierno del PSOE no es capaz de sentar a las eléctricas y decirles: 'Van a bajar la factura de la luz. Cuando ha gobernado no lo ha hecho, hay una causa y es que tienen presidentes en los consejos de administración».

Irene Montero cuestiona que la marcha de Íñigo Errejón en enero, a tres meses de las elecciones generales, sea la mayor crisis que ha vivido Podemos. «Según quien mire, Podemos lleva a punto de la desaparición desde 2015», dice a EFE, y pone en valor que incluso en momentos «muy delicados» para la vida interna se ha conseguido subir el salario mínimo o el pacto presupuestario con el PSOE.

Sobre la posibilidad de convocar una asamblea -el máximo órgano de Podemos- después de las elecciones tal y como han sugerido exdirigentes como Juan Carlos Monedero, la número dos de Unidas Podemos responde: «No nos estamos haciendo esa pregunta. Nuestro objetivo ahora es hacer la mejor campaña posible para sacar un buen resultado. En medio de una campaña electoral, nuestra atención está por entero puesta en eso».

«Los dos debates, el momento crucial»

Para Unidas Podemos, los dos debates son «un momento crucial» de la campaña electoral. «Millones de personas pueden estar comparando y contrastando propuestas», explica Irene Montero, que entiende que para su coalición estos debates son fundamentales. «Nos los tomamos con toda la seriedad y el rigor», explica.

Pablo Iglesias tratará de explicar sus propuestas, confrontarlas con los del resto de partidos y sobre todo «intentar convencer a los indecisos» y decirles a quienes quieren un gobierno progresista que el PSOE, si puede, va a pactar un gobierno con Ciudadanos.

De la campaña del PP, Ciudadanos y Vox, Irene Montero opina que «deja en evidencia lo que quieren para España: un cuestionamiento muy duro de derechos que estaban asentados, derechos que tienen que ver con las libertades y la igualdad de la mujer (...), las libertades públicas, el derecho de manifestación y el de huelga». «Tienen un proyecto de país que es profundizar en el casino en que el PP ha convertido España», reprocha Irene Montero.