Ciudadanos denunciará ante la Fiscalía los altercados en Errenteria

Agentes de la Ertzaintza cargan ayer en Errenteria contra varios manifestantes en las calles aledañas al acto de Ciudadanos. / Efe

«Si la Ertzaintza no hace su trabajo, ayer ocurre una desgracia», asegura Albert Rivera

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Ciudadanos va a interponer en las próximas horas una denuncia ante la Fiscalía por los altercados ocurridos ayer durante un mitin en Errenteria. Aunque en un principio la formación liberal había instado al Ministerio Público a que actuara de oficio, finalmente presentará el escrito al considerar que los insultos y amenazas recibidas pueden ser constitutivas de delito. «Sufrimos patadas, golpes, escupitajos y amenazas. Hubo mucha gente que lo paso mal», ha recordado Albert Rivera en conversación con este periódico.

El dirigente liberal se ha mostrado muy crítico con que haya que salir de un acto escoltado «en pleno SXXI». «Yo asumo que siendo candidato a la Presidencia del Gobierno haya gente que te pueda odiar pero que lo hagan con personas que simplemente quieren ir a un acto democrático no tiene sentido», ha remarcado.

Rivera ha insistido en que lo ocurrido este domingo, recuerda demasiado a cuando la UCD o el PSOE intentaban sin éxito organizar actos electorales en el País Vasco. «El odio que allí se respiraba... Si la Ertzaintza no hace su trabajo, ayer ocurre una desgracia», ha remarcado durante un acto en la sierra de Madrid para anunciar medidas de seguridad vial.

«Alas al nacionalismo»

Según el presidente de Ciudadanos, lo que se vivió en Errenteria es la consecuencia de haber «dado alas al nacionalismo durante los últimos cuarenta años» y ha recordado que quienes ayer les señalaron permitieron la investidura de Pedro Sánchez y volverán a hacerlo tras el 28 de abril. De ahí que Rivera haya apelado al voto a su formacióm porque «no se puede gobernar de la mano de quienes provocan cosas así».

El líder naranja ha cargado también contra Podemos y su secretario de Organización, Pablo Echenique, que ha hecho responsables de las agresiones de ayer a los dirigentes de Ciudadanos y les ha acusado de «incendiar el conflicto territorial en España». Rivera ha lamentado que la formación morada haya escogido una vez más «ponerse del lado de los agresores» y ha instado a Pablo Iglesias a que desautorice a su número tres y a que pida «perdón» por sus declaraciones.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha condenado sin ambages las agresiones de los grupos radicales ey ha asegurado que las fuerzas de seguridad del Estado tomarán nota para evitar situaciones similares en el futuro. «En un Estado de derecho todos debemos de manifestarnos con la suficiente paz y tranquilidad», ha remarcado.

MÁS INFORMACIÓN