Casado ejemplifica en la coalición navarra el voto «optimizado» para el 28-A

El presidente del PP, Pablo Casado, realiza una intervención pública tras una ofrenda floral a la Virgen Dolorosa en Pamplona. /Ep
El presidente del PP, Pablo Casado, realiza una intervención pública tras una ofrenda floral a la Virgen Dolorosa en Pamplona. / Ep

El líder popular, que reclamó el apoyo para evitar que «Otegi se pavonee» por ser «fundamental», recibió en Pamplona silbidos y gritos aislados de «fuera», «payaso», o «qué haces aquí en Viernes Santo, vete a hacer penitencia»

AGENCIAS

El líder del PP y candidato a la Presidencia, Pablo Casado, ha ejemplificado hoy en la coalición Navarra Suma, con UPN y Cs, el voto «optimizado» que pide para el 28 de abril, con el que conseguir echar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de La Moncloa.

En una intervención en la plazuela de San José, en un acto de la coalición Navarra Suma (PP, UPN y Cs), junto al presidente de UPN, Javier Esparza, Casado ha dicho que es un «buen ejemplo» de lo que hay que hacer en esta campaña, que es «unir fuerzas» frente a su «adversario», que es Sánchez.

Por eso, ha asegurado que no va a confrontar con Ciudadanos, ni con los otros partidos que defienden «lo fundamental» como es la unidad de España, y la defensa de la Constitución y las libertades públicas.

Casado ha asegurado que se trata de un voto para evitar que «Otegi se pavonee» por ser «fundamental» para el nuevo Gobierno, en esta comunidad en la que el PP corre el riesgo de perder uno de sus dos escaños, según el CIS, y Bildu podría conseguir uno del total de cinco de la circunscripción.

«Vamos a garantizar el relato de todo lo que hemos arriesgado, de nuestros mártires, de nuestras víctimas del terrorismo, que ahora no pueden entender por qué Otegi se pavonea de que es imprescindible en la aprobación de los decretos de Sánchez y de que va a ser incluso mas influyente en el futuro Gobierno», ha afirmado.

También para evitar «espectáculos» como los de los presos independentistas Jordi Sánchez y Oriol Junqueras dando ruedas de prensa desde la cárcel para decir que van apoyar a Sánchez a cambio de un referéndum o la independencia, o impedir que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sea ministro del Interior, según Casado.

Con estos objetivos, ha reclamado un voto «unido, moderado, sensato y centrista» con el que conseguir el mayor número de escaños posibles para que no salgan beneficiados de los restos de votos en las provincias los partidos que no comparten estos valores que defiende el PP.

Un voto para los partidos que no quieren escraches, ni que intenten agredirles en lugares como Alsasua, Rentería, o en los Sanfermines en Pamplona, ha dicho, en referencia a los insultos que escuchó durante su visita a la ciudad en julio pasado.

Insultos y aplausos

El líder del PP ha hecho estas declaraciones tras un breve recorrido desde el paseo del Redín, durante el se han escuchado algunos silbidos y gritos aislados de «fuera», «payaso», o «qué haces aquí en Viernes Santo, vete a hacer penitencia», que se mezclaban con aplausos de apoyo de sus simpatizantes.

Ha reivindicado la «foralidad y españolidad» de Navarra frente al nacionalismo abertzale y jeltzale, ha criticado el anexionismo del País Vasco, y ha añadido que no va a «tolerar» que el PNV hablé en nombre de la Comunidad Foral ni tampoco admitir la «usurpación» de los símbolos, porque «la ikurriña es muy respetable, pero no es la bandera de Navarra».