Bildu pide en Intxaurrondo la reducción de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Euskadi

Jon Iñarritu ante el cuartel de Intxaurrondo. /L. Michelena
Jon Iñarritu ante el cuartel de Intxaurrondo. / L. Michelena

El número dos por Gipuzkoa al Congreso, Jon Iñarritu, denuncia que el número de efectivos de policiales en el País Vasco «triplica la recomendación de la Unión Europea»

AXEL GUERRASan Sebastián

El número dos de la lista de EH Bildu al Congreso por Gipuzkoa, Ion Iñarritu, ha pedido este martes la reducción de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Euskadi. «Aquí hay 15.000 agentes policiales, es decir, siete por cada mil habitantes, lo que triplica la recomendación de la Unión Europea», ha denunciado ante el cuartel de la Guardia Civil en Intxaurrondo.

Iñarritu ha aducido tres motivos por los que se debe adecuar el número de efectivos policiales en el País Vasco. En primer lugar, se ha referido a una cuestión «democratica», ya que según ha afirmado la «mayoría» de la sociedad vasca pide la reducción de estos cuerpos policiales. En este sentido, el dirigente abertzale ha recordado que «hay numerosas propuestas aprobadas por las instituciones vascas solicitando esta adecuación».

La segunda razón que ha esgrimido Iñarritu es de carácter «legal». El representante de EH Bildu ha aludido al Estatuto de Gernika, en el que se reconoce «claramente» que hay una policía integral -la Ertzaintza- y que las competencias de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado son «residuales». Por este motivo, considera que «no tiene sentido que a día de hoy Euskal Herria siga siendo el territorio de Europa con mayor presencia policial. Aquí hay 15.000 agentes policiales, es decir, siete por cada mil habitantes, lo que triplica la recomendación de la Unión Europea de que sea de dos por cada millar de ciudadanos». Por este motivo el que ha sido senador en Madrid durante la última legislatura considera un «sinsentido» el número de agentes policiales, ya que el País Vasco «es una de las zonas con menor índice de criminalidad».

El «sentido común» es último de los argumentos que ha empleado Iñarritu, que se ha referido al Cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo como «un lugar de infausto recuerdo para miles de personas que han sido torturadas. Desde aquí también se dirigió la guerra sucia, el terrorismo de Estado y se organizaron las cloacas del Estado de las que tantas se hablan ahora. Por eso, solicitamos la reducción y la retirada de los cuerpos y las fuerzas de seguridad del Estado y se haga realidad el Alde Hemendik!», ha finalizado.