EH Bildu acusa al PNV de preferir «pedalear en una bicicleta estática que no va a ningún sitio»

Reyes Carrere, Mertxe Aizpurua e Izagirre, ayer en el edificio de la Seguridad Social de Riberas de Loiola./
Reyes Carrere, Mertxe Aizpurua e Izagirre, ayer en el edificio de la Seguridad Social de Riberas de Loiola.

La coalición soberanista reclama un «nuevo modelo de relaciones de igual a igual» de Euskadi con el Estado

JAIONE ALONSOSAN SEBASTIÁN.

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova denunció ayer que el acuerdo para el traspaso de cuatro nuevas competencias a Euskadi «no era tal y nos han vuelto a engañar», y pidió un «nuevo modelo de relaciones» de Euskadi con el Estado. Después de que los candidatos del PNV al Congreso y Senado se subieran en unas bicis estáticas como arranque de campaña, a Casanova le faltó tiempo e ironía para escribir en Twitter que «ya es hora de que este país deje de pedalear en una bicicleta estática que no nos lleve a ningún sitio».

Casanova se refirió así al hecho de que el pasado jueves concluyera sin acuerdo la tercera jornada de negociación sobre las cuatro transferencias estatutarias entre los gobiernos central y vasco. En este sentido, el parlamentario de EH Bildu criticó que «en enero se iban a transferir siete competencias, ahora estaban seguras cuatro, pero ni siquiera esas cuatro están materializadas, ni hay visos de que se resuelva a corto plazo».

La agenda del día
Tolosa
Tolargi, 11.00 horas. Gorka Elejabarrieta.
Villava (Navarra)
Sala Totem, 12.00 horas. Acto de mujeres de Bildu. Bel Pozueta, Mertxe Aizpurua y Bakartxo Ruiz.
Amorebieta (Bizkaia)
Zelaieta plaza, 13.00 horas. Oskar Matute.

Para Casanova, no puede ser que conseguir la transferencia del seguro escolar sea «una batalla épica». Por eso, recalcó que «hay que pasar a un estatus en el que haya un corpus de competencias más amplio y esté blindado. Y sobre todo que reconozca el derecho de este país a decidir su futuro». Este será el compromiso que la coalición defenderá en el Congreso tras las elecciones del 28 de abril, «aunque -añadió- otros prefieren seguir en la noria, en la rueda del hámster, en la bicicleta estática».

EN CAMPAÑAOskar Matute Candidato al Congreso por Bizkaia «Si el trifachito llega al poder, acabarán con nuestros derechos nacionales y económicos»

En un sentido similar se pronunció ayer también la candidata de EH Bildu al Congreso por Gipuzkoa, Mertxe Aizpurua, quien eligió el edificio de la Seguridad Social en Riberas de Loiola, para tildar de «mercadillo político» la situación de las últimas semanas en torno a las competencias. Aizpurua, que estuvo acompañada de la candidata a la Alcaldía de San Sebastián, Reyes Carrere, y del candidato a diputado general de Gipuzkoa de EH Bildu, Juan Karlos Izagirre, aseguró que desde la coalición «vamos a rescatarlas todas, porque no son cuatro, son 37 las transferencias pendientes de ejecutar». «Gestionando desde aquí la Seguridad Social, los parados, los pensionistas, las mujeres que han trabajado toda su vida y hoy no tienen derecho más que a 300 euros, van a vivir mejor y en mejores condiciones», añadió.

«Trifachito»

Por su parte, el cabeza de lista de EH Bildu al Congreso por Bizkaia, Oskar Matute, hizo ayer en Getxo un llamamiento al resto de formaciones políticas vascas para que asuman públicamente ante la sociedad vasca el compromiso de no negociar ni pactar con ninguno de los partidos del «trifachito» -en referencia al PP, Ciudadanos y Vox-, porque «si llegan al poder, acabarán con nuestros derechos nacionales, económicos y sociales».

Matute reiteró el compromiso de EH Bildu «a no hablar y no llegar a ningún tipo de acuerdo con las derechas españolas. Y consideramos que todos los partidos que dicen defender a este país deben adoptar el mismo compromiso ante la ciudadanía vasca. Ese compromiso es el que mejor defiende los intereses y los deseos de la mayoría de la ciudadanía vasca».

En el acto de campaña de Getxo también participó Maddalen Iriarte, portavoz de la coalición en el Parlamento, que insistió en la necesidad de dar por terminada la actual relación de Euskadi con el Estado y de pasar a un nuevo modelo de relación «de igual a igual que reconozca el derecho a decidir de la sociedad vasca». «Se ha terminado el ciclo de ir a Madrid a defender los intereses de unas siglas y se ha abierto un ciclo nuevo en el que se irá a Madrid a defender y reivindicar los intereses de nuestro pueblo. Esa es la única vía para ampliar nuestro autogobierno», subrayó Iriarte.