Podemos apuesta por destinar a políticas feministas el 5% del Presupuesto de Donostia

La candidata a diputada general, María Valiente, con Aitzole Araneta detrás (a la derecha), ayer en Bilbao./
La candidata a diputada general, María Valiente, con Aitzole Araneta detrás (a la derecha), ayer en Bilbao.

Valiente dice que el Alarde de Irun es «una fiesta discriminatoria que cuenta con las bendiciones del PNV y los falsos socialistas»

A. M.SAN SEBASTIÁN.

En un acto en Bilbao que comenzó con gritos de «gora borroka feminista» y que contó con la participación de varias candidatas vascas de Elkarrekin Podemos, la aspirante a la Alcaldía de Donostia, Aitzole Araneta, apostó por que las políticas feministas estén respaldadas económicamente con un 5% de los recursos de los Presupuestos municipales.

Las políticas de igualdad de género protagonizaron un mitin en el que participaron doce candidatas y representantes de la formación morada, entre ellas la cabeza de lista de Unidas Podemos al Parlamento Europeo, María Eugenia Rodríguez Palop. Aitzole Araneta, candidata de Elkarrekin Podemos al consistorio de Donostia, reivindicó la necesidad de impulsar una «economía verdaderamente feminista», para lo que consideró que el Ayuntamiento debe ser el primero en dar ejemplo y dedicar un 5% de su presupuesto a las políticas en la materia.

La agenda del día

Donostia
A las 12 horas, en Errotaburu (Hacienda foral). María Valiente.
Donostia
A las 18 horas, en Plaza San Luis (Herrera). Aitzole Araneta.

Por su parte, María Valiente, aspirante a diputada general de Gipuzkoa, se refirió al Alarde de Irun, municipio del que es vecina, como una «fiesta discriminatoria que cuenta con las bendiciones del PNV y los falsos socialistas» y llamó a «romper las cadenas de la sociedad patriarcal, que nos relegan a las mujeres a ser espectadoras de lo que hacen los hombres». Admitió que «el camino será largo y complicado», pero su formación no permitirá que la Diputación o gobierno alguno «apoye por activa o por pasiva manifestaciones culturales que nos discriminen».

La primera candidata al Parlamento Europeo alertó del «mucho trabajo» que queda por hacer, dado que «se viene encima el antifeminismo de unos, el feminismo de la Señorita Pepis de otros y la hipocresía de los terceros». Palop recordó que en la Unión Europea 13 millones mujeres han sufrido violencia física y casi 4 millones violencia sexual. Opinó que también es violencia atacar el derecho al aborto y «prohibirlo», algo que, a su juicio, buscan los dirigentes Pablo Casado (PP), Javier Ortega Smith (Vox) y Albert Rivera (Ciudadanos). Criticó la «cultura de la vida del trifálico» que «dice defender los derechos del no nacido y una vez nacido ya les da un poquito más igual».

La parlamentaria vasca Eukene Arana advirtió en el acto político que Elkarrekin Podemos no se «conforma» con las medidas que adopta el PNV en el Gobierno Vasco «con la muleta del PSE», al considerar que «venden medidas vacías de recursos», y aseguró que no admitirán «políticas de igualdad, sino feministas».

900 euros mensuales para maltratadas

Eneritz de Madariaga, candidata a diputada general de Bizkaia, propone una «prestación de garantía de vida» para mujeres maltratadas, dotada como el salario mínimo, de 900 euros al mes, durante medio año.