Izagirre reivindica «equilibrio de derechos» para las comarcas de Gipuzkoa

Juan Karlos Izagirre y Mikel Biain pasean por Bergara este jueves junto otros dirigentes de EH Bildu./
Juan Karlos Izagirre y Mikel Biain pasean por Bergara este jueves junto otros dirigentes de EH Bildu.

El candidato a las Juntas Generales Mikel Biain anuncia un fondo de 40 millones de euros para «proyectos estratégicos de desarrollo local»

Axel Guerra
AXEL GUERRA

A punto de alcanzar el ecuador de la campaña electoral, el candidato de EH Bildu a diputado general, Juan Karlos Izagirre, llamó este jueves la atención sobre los «derechos fundamentales» que una «sociedad justa» debe atesorar y que han de ser de «calidad: la educación pública, las políticas sociales y la sanidad».

Izagirre, que se desplazó por la mañana a Bergara y por la tarde a Eibar, denunció «los pasos hacia la privatización» de los servicios públicos, como los del sector sanitario, y abogó por el equilibrio de derechos fundamentales entre las distintas provincias del territorio. En este sentido, señaló que la coalición soberanista no aceptará «que haya una comarca sin un hospital público y se encuentre en desventaja con el resto».

El dirigente soberanista subrayó que el «principal objetivo» de su formación es «mejorar la calidad de vida de las personas» y para ello apuesta por «priorizar políticas que fomenten la calidad de vida de la ciudadanía», al tiempo que insistió en que «una sociedad justa debe tener tres pilares fundamentales: una educación pública de calidad, políticas sociales de calidad y una sanidad pública de calidad».

Entre las medidas recogidas en el programa de EH Bildu sobre el sector sanitario se encuentran «el compromiso de impulsar el trabajo conjunto para fortalecer los centros de salud en las localidades», y de esta manera lograr que los ambulatorios sean «espacios para desarrollar la salud y la calidad de vida», así como la colaboración entre «la atención primaria, servicios sociales y servicios deportivos, con el fin de identificar a las personas que se encuentran en exclusión o indefensión, y así poder desarrollar protocolos integrales para las víctimas de violencia» o la puesta en marcha de «un servicio de orientación para fomentar hábitos de vida saludables con la Diputación foral y ayuntamientos para que llegue la filosofía de la vida activa a a toda la ciudadanía».

Expansión del plan Mugiment

En esta línea, el aspirante de la entente independentista adelantó además su intención de expandir a toda Gipuzkoa el plan Mugiment que se desarrolla en Oñati, Oiartzun o Azpeitia con el que se trabaja para «mejorar la vida y la autonomía de las personas con dependencia y hacer frente a la soledad de las personas mayores. Para plantar cara a situaciones emocional, afectivo y sociales vulnerables».

Izagirre, que trabaja como médico en uno de los ambulatorios de Errenteria, se refirió a la situación de los profesionales de atención primaria de Osakidetza y que hoy están llamado a hacer huelga para denunciar su situación. El dirigente abertzale recordó que sus compañeros sanitarios «tienen cada vez más dificultades, cuentan con menos recursos para ofrecer su servicio como es debido, y a consecuencia de los recortes de los últimos años, el número de trabajadores además ha bajado».

También aseguró que si se ha mantenido el nivel de calidad del servicio «ha sido sin duda por el sobresfuerzo y la profesionalidad de estos médicos», pese a que «no han contado con ningún apoyo por parte del departamento de Sanidad ni de la dirección de Osakidetza».

Al candidato a diputado general, le acompañaron durante la jornada Mikel Biain, actual alcalde de Oñati y cabeza de lista por Deba-Urola a las Juntas Generales, y candidatos de diferentes alcaldía de Debagoiena. Biain, igualmente, hizo una defensa de los servicios públicos y reiteró que es «esencial e imprescindible que se ofrezcan de una manera equilibrada y teniendo en cuenta las singularidades de cada comarca».

El alcalde oñatiarra explicó el modelo que se emplea en esa localidad y que pone los servicios públicos «a disposición de toda la ciudadanía, sin ciudadanos y ciudadanas de primera y de segunda, creando y garantizando empleo de calidad». Además, anunció que la Diputación «creará un fondo de 40 millones para desarrollar proyectos estratégicos en las comarcas, trabajando codo con codo junto con los diferentes actores, poniendo en el centro las agencias de desarrollo y respondiendo a las necesidades reales de la ciudadanía».