El cordón umbilical entre Madrid y Euskadi

El candidato del PNV a diputado general Markel Olano en el mitin de Irun. /EFE
El candidato del PNV a diputado general Markel Olano en el mitin de Irun. / EFE

La cercanía de la investidura de Sánchez y los pactos locales pueden facilitar la alianza PNV-PSE

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

La histórica gesta de las 'neskak' de la Real Sociedad se coló en la campaña electoral de las elecciones municipales y forales del 26 de mayo. No hubo candidato que se precie en Gipuzkoa que no se pusiera una bufanda txuri-urdin o felicitara a las campeonas. La celebración a mediodía en Alderdi Eder y la plaza de Gipuzkoa condicionó los mítines, ya que reunió a numerosos cargos institucionales, que tuvieron más suerte que muchos de los aficionados desplazados a Granada, que no pudieron regresar a tiempo.

Con la llegada del lunes, la campaña retomará por fin su ritmo habitual, alterado también por la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba y su despedida con honores de Estado. El PNV ha tenido buenas palabras hacia el que fuera ministro de Interior en el final de ETA. Madrid y Euskadi parecen unidos por un cordón umbilical en estas elecciones. Con la conformación del futuro Gobierno central en 'stand bye' hasta que se aclare el panorama municipal y autonómico, los peneuvistas siguen apostando por reeditar sus alianzas con el PSE en diputaciones y municipios. La negociación de los ejecutivos municipales y forales se puede solapar con las conversaciones para investir a Pedro Sánchez, por lo que todo apunta a que puede haber cierta conexión entre lo que se pacte en Madrid y los acuerdos en los territorios y ciudades vascas.

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, apuntaba el domingo en este periódico su deseo de que el líder del PSOE pueda arrancar la legislatura y, a la vez, poder sumar con el PSE-EE en Euskadi tras hacer un balance «satisfactorio» de los gobiernos de coalición. Pese a la buena sintonía entre los dos socios, siempre existe alguna excepción. En Irun, por ejemplo, llamó la atención el tono elevado que empleó ayer el candidato foral del PNV, Markel Olano, contra el aspirante socialista a la reelección como alcalde, José Antonio Santano, del que denunció su «personalismo y autoritarismo», con claros deseos de echarle de la Alcaldía. Sabida es la guerra entre ambas fuerzas en este municipio tras la ruptura abrupta de la coalición por desavenencias en un proyecto urbanístico. Pero la andanada en toda regla del todavía diputado general de Gipuzkoa contra el alcalde de la segunda ciudad del territorio sonó a algo más que el típico dardo de campaña.

Las claves

Choque
Olano, diputado general, lanzó una andanada en toda regla contra el alcalde de Irun, que sonó a inusual
Pugna
Barakaldo, donde se juntó la plana mayor del PSE, es el gran objetivo que quiere arrebatar a su socio jeltzale
Otoño
El 26-M puede influir en un adelanto de las vascas si no se cruzan en medio nuevas elecciones en Cataluña

La ciudad más parecida a Irun en Bizkaia es Barakaldo, donde también PNV y PSE-EE luchan a brazo partido por la Alcaldía, aunque en este caso sin crispación. Los socialistas vascos han hecho en la localidad fabril su apuesta más fuerte de este 26-M al reclutar al exconsejero vasco de Turismo, Alfredo Retortillo, para intentar recuperar un ayuntamiento tradicionalmente socialista, pero que en los últimos años, como otras zonas de la Margen Izquierda, ha sucumbido a los encantos jeltzales. Retortillo celebró ayer su principal acto de campaña rodeado de pesos pesados del socialismo vasco como Idoia Mendia, Patxi López, Jesús Loza y Rodolfo Ares, quizás el hombre en Euskadi más próximo a Rubalcaba, al que recordaron y agradecieron su contribución para dejar atrás los años grises del «plomo y el amonal» de ETA.

El efecto Larrion

Además de en Irun y Barakaldo, Vitoria es otro escenario de lucha entre peneuvistas y socialistas, aunque en el caso de la capital alavesa, la pugna es a cuatro, ya que el PP y EH Bildu aspiran a ganar. La coalición abertzale sueña con Vitoria de la mano de Miren Larrion, la política mejor valorada internamente en el seno de la formación independentista. En 2015 fueron decisivos para desalojar a Javier Maroto de la Alcaldía que ocupó el peneuvista Gorka Urtaran. Cuatro años después, tras volver a desbancar a Maroto, esta vez del Congreso, Larrion aspira a dar la campanada en la capital con pronóstico más incierto y se aferra al refrán de que «no hay dos sin tres».

Los resultados en Euskadi el día 26, sobre todo si refuerza la citada entente PNV-PSE que Arnaldo Otegi afeó ayer a Joseba Egibar, serán estudiados con detenimiento por el lehendakari. La tentación de adelantar las autonómicas al próximo otoño puede ser fuerte para el PNV si consolidara sus buenos guarismos de hace dos semanas en las generales. En los planes de Urkullu, no obstante, se pueden volver a entrometer los catalanes. La pugna entre las dos grandes fuerzas secesionistas, la Junts pel Catalunya de Puigdemont y la ERC de Junqueras, ambos candidatos a las europeas, se ha vuelto a recrudecer este fin de semana, con algunos cruces de declaraciones. El resultado del juicio del procés, que se conocerá hacia el otoño, puede provocar un adelanto de las catalanas que dilucide definitivamente quién manda en el independentismo catalán. Y habrá que ver si en ese caso a Urkullu le interesa cruzarse en esa carrera.

El rincón de... Juan Karlos Izagirre (Candidato de EH Bildu a diputado general) Un lugar ligado a la naturaleza para desconectar

Su fama como buen cocinero le precede y podría haber elegido la cocina para mostrar el rincón favorito de su hogar y demostrar sus dotes culinarias, pero cuando Juan Karlos Izagirre necesita desconectar busca el contacto con la naturaleza. Con un paseo por el monte, sentado en las laderas que rodean su casa familiar en Igeldo o frente a una ventana con el mar de fondo, como en el txoko de la imagen. «Muchas veces con quince minutos es suficiente para reponer fuerzas», dice. Mientras mira al horizonte y proyecta el futuro de un territorio con «unas posibilidades de aúpa», repara que tiene que segar el terreno. Pese a que está inmerso en plena campaña encontrará el momento. «No aguanto a los vagos ni las excusas».

A contrapié Madrugón de Sémper en Madrid para correr en San Sebastián

El candidato del PP a alcalde de San Sebastián, Borja Sémper, se tuvo que pegar ayer un madrugón de aúpa para poder participar en la carrera de Donostia contra el cáncer. Sémper había participado el sábado por la noche en un programa televisivo en Madrid en La Sexta que acabó bien pasada la medianoche. A las cinco y media de la mañana tuvo que despertarse para poder coger un avión de Madrid a Bilbao. Desde el aeropuerto de Loiu, dedicó otra hora más de coche hasta la capital guipuzcoana. Pese a la paliza, Sémper, aficionado reconocido a practicar deporte, compareció con buena cara en la salida y, aunque el candidato no se exprimió al máximo porque queda mucho de campaña, demostró maneras de 'runner'. En todo caso, lo importante en la marcha solidaria de ayer sí que era esta vez participar.