EH Bildu ganaría en Vitoria en dura pugna con PNV y PP

Los tres partidos se sitúan en un pañuelo de apenas 4 puntos porcentuales. Urtaran gana un edil y los populares pierden tres

AITOR ALONSO VITORIA.

El 26-M dejará un escenario político muy ajustado en Vitoria, donde tres partidos se disputarán la primacía en la ciudad en apenas cuatro puntos porcentuales, según la encuesta de Ikerfel para este periódico. La diferencia, en cuestión de escaños en el pleno del Ayuntamiento -una Corporación de 27 ediles- se ajusta aún más. El sondeo apunta que EH Bildu, PNV y PP, por este orden, constituyen la terna de formaciones que pueden hacerse con la victoria en la capital alavesa. En el momento de hacer el estudio demoscópico -del 30 de abril al 14 de mayo-, los apoyos de los ciudadanos daban como ganadora a la izquierda abertzale, con 7 asientos en la plaza de España y un 23,7% de los votos. El PNV del actual alcalde, Gorka Urtaran, cosecha 6 escaños -solo uno más, con opciones a un séptimo- gracias al 21,7% de los sufragios, y un PP en retroceso podría sostener 6 concejales al recopilar el 19,5% de las papeletas.

El sondeo detecta dos cuestiones relevantes en el comportamiento electoral de los ciudadanos. De un lado, evidencia que el PNV de Gorka Urtaran saca un modesto rédito a la acción de gobierno que ha desempeñado en los últimos cuatro años. Logra avanzar cinco puntos porcentuales y un escaño, pero no lo suficiente para hacerse con la primacía en la ciudad, que los nacionalistas no logran desde hace 25 años. El segundo tiene como protagonista al PP de Leticia Comerón, que en su primera disputa de la alcaldía quedaría lejos de los registros que hace cuatro años obtuvo Javier Maroto. La aspirante conservadora pasaría de una intención de voto del 30% a frisar el 20%. En ediles, la caída es de 9 a 6.

En un contexto de parecida participación -el sondeo augura una abstención del 34,4%, frente al 35,2% de hace cuatro años-, resulta significativo que esta pérdida de ediles del PP beneficia a todos los demás salvo a los socialistas. Tanto EH Bildu, como PNV y Podemos -que en estos comicios integra a Irabazi, que obtuvo un representante hace cuatro ejercicios- crecen en un escaño. Los jeltzales, además, con posibilidad de hacerlo en dos, a costa en este caso del partido morado. No lo hace sin embargo el PSE de la debutante Maider Etxebarria, que a pesar de haber sido hace apenas tres semanas la fuerza más votada en Vitoria en las elecciones generales del 28-A se queda en los cuatro concejales que el PSE obtuvo en 2015, aunque crece del 12 al 15% en intención de voto. Como el PNV, tampoco parece sacar partido a haber ostentado responsabilidades de gobierno en la legislatura que ahora se cierra. Ni Ciudadanos ni Vox, cuyas campañas locales están siendo discretas, superan el 3% y ambos quedarán fuera del pleno.

Escenario endiablado

La encuesta de Ikerfel da como ganadora a Miren Larrion, que obtendría para EH Bildu el mejor resultado de su historia, con 7 ediles -ha tenido seis en las dos últimas legislaturas-. Pero la situación próxima al triple empate dejaría un escenario endiablado de cara a la gobernabilidad, ya que la fuerza más votada solo puede ser desbancada por un candidato alternativo que sume 14 apoyos. De manera que, según el sondeo, Urtaran solo podría aspirar a retener la alcaldía con un pacto que agrupe a PSE y Podemos, toda vez que la candidata del PP se ha comprometido a respetar la lista más votada.

Más