Los colegios vascos cierran sus puertas tras una jornada electoral tranquila

Los colegios electorales vascos han cerrado sus puertas a las ocho de la tarde tras una jornada electoral tranquila, prácticamente sin incidentes

EFEvitoria

Los colegios electorales vascos han cerrado sus puertas a las ocho de la tarde tras una jornada electoral tranquila, prácticamente sin incidentes, y en la que la participación hasta las 18.00 horas ha sido del 34,29%, frente al 31,94% de las elecciones europeas de hace cinco años.

Este incremento de 2,35 puntos convierte a Euskadi junto a Cataluña en las dos comunidades autónomas en las que más ha crecido la participación hasta las 18.00 horas en relación con las últimas elecciones europeas. En Cataluña, el ascenso ha sido aún mayor, ya que a esa hora había votado el 35,41 % del censo frente al 26,77 % de 2009, un 8,64 % más.

El día ha amanecido gris, con lluvia y fresco en la Comunidad Autónoma Vasca y a primera hora han surgido los únicos incidentes destacables, cuando las puertas de dos colegios electorales de San Sebastián y Gaztelu ( Gipuzkoa ) han aparecido selladas y en esta última localidad desconocidos han hecho una pintada en favor de los presos de ETA en el acceso.

El sellado de las puertas ha retrasado ligeramente su apertura, aunque las mesas electorales se han podido constituir con normalidad.

La única denuncia pública la ha hecho la coalición Los Pueblos Deciden-Herriek Erabaki, en la que se encuadra EH Bildu, que ha asegurado en un comunicado que ha detectado "numerosas irregularidades" por la desaparición de sus papeletas de algunos colegios electorales "de todo el Estado", entre ellos en dos municipios del condado burgalés de Treviño.

Esta coalición, de la que también forman parte el Bloque Nacionalista Galego (BNG), ANC y UP, ha asegurado que "sus papeletas han desaparecido o directamente no estaban disponibles en numerosos colegios" de toda España.

Entre las curiosidades de esta cita con las urnas, al obispo de Bilbao Mario Iceta le ha tocado actuar como presidente de mesa electoral en un colegio del barrio bilbaíno de Indautxu.

Además, algunas personas han intentado identificarse con un carné vasco ante la urna, pero les han exigido el documento de identidad oficial.

Los representantes de los partidos vascos han acudido en su mayoría a votar a primera hora y todos ellos han animado a los ciudadanos a ejercer su derecho al voto.

Tras el cierre de los colegios, para conocer el escrutinio habrá que esperar hasta las 23.00 horas, cuando comparecerán en el centro de datos de estos comicios, instalado en el recinto ferial de Ifema de Madrid, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Los datos se darán a conocer a esa hora porque la normativa de la Unión Europea establece que todos los países deberán esperar al cierre de los últimos colegios electorales, que será en Italia a las once de la noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos