Socialistas y populares llevan al Congreso un mitin de campaña

Rubalcaba llama a derrotar las políticas conservadoras y Rajoy dice que, tras el desastre de Zapatero, «las cosas van por el buen camino»

A. T.MADRID

Socialistas y populares convirtieron ayer la sesión de control al Gobierno en el Congreso en un mitin más de la campaña. Los primeros animaron a los ciudadanos a acudir en masa a las urnas para derrotar en España y Europa las políticas conservadoras que no crean empleo y empobrecen. Los segundos insistieron en que llevan toda la legislatura tratando de arreglar, «con decisiones difíciles», el país en quiebra que heredaron del PSOE y de José Luis Rodríguez Zapatero y que creen que por fin han logrado encauzar la situación.

Alfredo Pérez Rubalcaba, tras dejar constancia «de su profunda discrepancia» con las políticas del PP porque, a su juicio, solo recortan derechos, aumentan la desigualdad y terminarán con una legislatura perdida para el empleo, utilizó su escaño y parte de sus dos minutos y medio de intervención para recordar a los ciudadanos la importancia de los comicios del 25 de mayo, que deben servir, además de para frenar a los xenófobos, para relevar a los políticos que han condenado a los europeos a una mayor pobreza y que han comenzado a desmontar el estado de bienestar.

Mariano Rajoy, que también se mostró partidario de hacer más Europa, se centró en España para decir que llevan tres años tratando de arreglar el cúmulo de errores socialistas a base de sacrificios y reformas, y que, por fin, «las cosas están mucho mejor porque este año habrá crecimiento, se ha comenzado a crear empleo, y el próximo será mejor». Está convencido de que pronto el ciudadano podrá percibir la salida de la crisis «porque las cosas van por buen camino».

«Ustedes estuvieron allí»

Como suele ser habitual, el debate de los dos primeros espadas continuó y se enconó con el cara a cara de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y de la portavoz socialista, Soraya Rodríguez. La segunda, tras recitar una larga lista de datos que indican la gravedad de las dificultades de los españoles, concluyó que «el PP gobierna para unos pocos, para los que le va bien». «Su Gobierno es un chiringuito, el chiringuito de unos pocos», insistió.

La vicepresidenta recriminó a su interrogadora que aún no se haya enterado de qué va esta legislatura. «Va de arreglar los desaguisados de los anteriores. Hacemos reformas para que los españoles tengan una esperanza y las cifras de desempleo son una esperanza para el futuro», indicó antes de hacer a Rodríguez y a Rubalcaba corresponsables del desastre que perpetró Zapatero porque «ustedes estuvieron allí».

 

Fotos

Vídeos