Rajoy dice que el PP garantiza que en Cataluña no pase nada irreparable

Rajoy, junto a Cañete, en Barcelona./
Rajoy, junto a Cañete, en Barcelona.

Los populares cierran filas con Cañete y silencian cualquier referencia a sus comentarios sexistas

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se desplazó ayer a Barcelona, donde intervino en el único mitin que le ha programado su partido en Cataluña en la campaña y donde insistió en dos de las ideas que defiende el PP en relación al desafío soberanista: que no habrá consulta en Cataluña y que el órdago independenista llevaría a Cataluña al aislamiento internacional.

Ante unas 2.000 personas y en un contexto de posible descenso del voto popular en Cataluña, donde CiU y ERC se juegan la primera plaza y Ciutadans podría superar al PP, Rajoy apeló a los votantes moderados de CiU y a los que pueden optar por Ciutadans y presentó a su partido como el que asegura la unidad territorial en España y la pluralidad y la convivencia en Cataluña, con la fecha del 9 de noviembre en el horizonte. «Somos la garantía del futuro y de que en Cataluña no pasará nada que luego haya que lamentar», afirmó, en línea, aunque más templado que en otras visitas a la comunidad, cuando afirmó que mientras sea presidente no habrá ni referéndum ni se producirá la independencia. «Lo que sea España lo deciden todos los españoles, eso es la democracia, eso es la Constitución», reiteró.

"Aislada"

Rajoy, que intervino junto al candidato Miguel Arias Cañete y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, puso el énfasis en uno de los temas que más peso está teniendo en la campaña local de las europeas, como es la permanencia o no de un hipotético estado catalán en la UE. Consciente de que es uno de los asuntos que más inquietan al votante moderado de CiU, como ha reconocido el propio Josep Antoni Duran Lleida, el presidente del Gobierno advirtió de que, en caso de secesión, Cataluña quedaría «aislada, fuera de Europa y del mundo». «No se puede ir a Europa con el insensato horizonte de salirse de ella», afirmó, para reclamar a los catalanes de corte conservador que no voten a CiU. A los que dudan entre PP, Ciutadans o UPyD les recordó que «no es sensato dispersar voto en opciones minoritarias».

La otra idea sobre la que insistió Rajoy y sobre la que el PP está basando su campaña fue la situación económica, que afirman que empieza a mejorar. El dirigente popular destacó cuatro mensajes: los socialistas dejaron el país al borde de la ruina y el rescate, la recuperación es un hecho gracias al PP, hay que reforzar está salida de la crisis, y 2015 será mejor que 2014.

Justo antes que Rajoy, tomó la palabra el exministro de Agricultura. El público y los intervinientes en el mitin se mostraron especialmente cálidos con el candidato popular. «Es el mejor, tiene un enorme porvenir en las instituciones europeas», dijo Rajoy. «Miguel eres un orgullo para todos, eres el mejor candidato», apuntó Alicia Sánchez Camacho.

Con su apoyo, el partido cerró filas con Cañete, en el ojo del huracán, después de que el viernes justificara su derrota en el cara a cara televisado con un comentario machista. Fue elogiado y vitoreado en el acto de los populares, pero ninguno de los que tomaron la palabra hizo mención alguna a la polémica, con la idea de que es mejor callar para que la vorágine electoral pueda tapar la controversia. No obstante, el propio Arias Cañete puede verse obligado a explicarse durante la semana que queda de campaña.

 

Fotos

Vídeos