Menos causas de cláusulas suelo en los juzgados

Menos causas de cláusulas suelo en los juzgados

Se reduce el número de casos pendientes de resolver por primera vez desde 2017, con 96% de fallos favorables a los clientes afectados

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El 1 de junio de 2017 se pusieron en marcha varias decenas de juzgados especializados en la resolución de conflictos hipotecarios, fundamentalmente por las cláusulas suelo. Desde entonces, el número de demandas de los clientes afectados no había parado de aumentar, y la pila de folios acumulada en las sedes judiciales colapsaba los despachos de los magistrados. El número de resoluciones falladas era menor que el de casos que entraban a los registros judiciales. Eso sí, hasta el segundo trimestre de este año. Porque entre abril y junio los juzgados de cláusulas abusivas han reducido el número de asuntos pendientes en un 2,.25% con respecto al trimestre anterior tres resolverse 38.521 en toda España. El volumen de caos en los que aún no se ha dictado sentencia alcanza los 255.247 al finalizar el primer semestre de este año, esto es, 5.875 menos que a cierre de marzo.

La estadística refleja un hito después de casi dos años consecutivos con más casos acumulados que los que se resolvían. La acumulación de demandas fue muy relevante cuando se pusieron en marcha estos juzgados especializados al recoger todas las reclamaciones de los clientes bancarios a los que sus entidades les habían denegado la devolución de lo cobrado de más con las cláusulas suelo a través del procedimiento extrajudicial habilitado por el Gobierno en 2017.

Con esa negativa en sus manos era cuando podían acudir a los juzgados a reclamar. Muchos lo han hecho y casi siempre con sentencias favorables a sus intereses a pesar de la eternización de los tiempos judiciales. De hecho, de todas las sentencias dictadas en el segundo trimestre, el 96,55% se resolvieron asumiendo las demandas de los hipotecados. En términos generales, los jueces dan la razón a los clientes al considerar que las hipotecas con suelo no fueron comercializadas con los criterio de transparencia y buenas prácticas correspondientes.