Las ventas del sector crecieron el año pasado un 7,5%, hasta los 1.415 millones

Las fábricas vascas viven un momento 'dulce', pero con una enorme presión de precios a la baja, especialmente en el mercado estatal

Fernando Segura
FERNANDO SEGURA SAN SEBASTIÁN.

El sector vasco del mueble vive un periodo de expansión, pero presionado por unos precios a la baja. Esta es una de las conclusiones del balance presentado recientemente por el cluster Hábic, que agrupa a la mayor parte de las empresas que se dedican a esta actividad en Euskadi.

Las ventas totales alcanzaron el año pasado los 1.415 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,5% respecto a 2016. La facturación también ha dado alegrías en el primer trimestre de 2018, de forma que las perspectivas para este ejercicio son positivas. En este panorama despejado adquiere un singular protagonismo el mercado estatal, con un dinamismo especialmente importante en Madrid.

Las ventas correspondientes a la exportación resultaron asimismo excelentes, 500 millones, el 35% del total. El crecimiento fue del 10%, continuando con una tendencia alcista que dura diez años. Los principales mercados fueron la UE (50%), Latinoamérica (20%), EE UU y Canadá (12%) y Oriente Medio (8%). Los países más dinámicos son Estados Unidos y los latinoamericanos, donde doce empresas cuentan con oficina comercial.

Este incremento en la facturación se ha traducido en un aumento del empleo del 2,5%, básicamente en labores de ingeniería y comerciales. El sector da trabajo en Euskadi a 5.670 personas.

A pesar de la mejoría en las ventas, el sector subraya que se enfrenta a un grave problema de descenso en los precios, especialmente en el mercado estatal.

 

Fotos

Vídeos