«Vender máquina-herramienta en Italia es como vender vino en La Rioja»

Imagen de la reunión que sostuvo en Milán la delegación del Gobierno Vasco, con Tapia a la cabeza, con las empresas vascas con presencia en Italia./IREKIA
Imagen de la reunión que sostuvo en Milán la delegación del Gobierno Vasco, con Tapia a la cabeza, con las empresas vascas con presencia en Italia. / IREKIA

El Gobierno Vasco analiza con veinte empresas de Euskadi allí implantadas las enormes oportunidades del país

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDAMILÁN.

Italia es un mercado inmenso, competitivo, avanzado desde el punto de vista tecnológico y en el que «hay que estar». Así lo reconocieron ayer a DV la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia; el viceconsejero de Industria, Javier Zarraonaindia, y las empresas vascas con presencia en el país transalpino que tuvieron la oportunidad de reunirse en Milán con los máximos responsables de la política industrial vasca y de la recién inaugurada oficina de la Agencia Vasca de Internacionalización en la capital de la rica Lombardía. Las firmas convocadas, muchas de ellas guipuzcoanas, subrayaron que la República italiana es un lugar interesante y en el que el tejido productivo de Euskadi puede encontrar «excelentes oportunidades de negocio». La máquina-herramienta es uno de los sectores con más presencia y más apreciados allí, lo que denota su prestigio internacional, toda vez que Italia es el segundo mercado europeo del segmento tras Alemania. Como señaló Rafael Idigoras, managing director de Soraluce: «Vender máquina-herramienta en Italia es como vender vino en La Rioja».

Con la directora de la nueva sede de la Agencia, la donostiarra Ainara Isasa, muy atenta y tomando buena nota de las sugerencias y explicaciones de unas empresas con larga presencia en el país, la cita sirvió para poner en común desafíos, necesidades y opiniones sobre cómo atacar un mercado al que Euskadi exporta cada año más de 1.100 millones de euros y del que importa otros 930. Un mercado, resaltó después Zarraonaindia durante un encuentro con los medios, «amigo del País Vasco, cercano en las formas para nuestras empresas y, al tiempo, muy, muy exigente».

El viceconsejero, quien recordó que hay 37 firmas vascas implantadas en Italia, reveló que en el encuentro las empresas transmitieron al Gobierno Vasco una serie de retos o cuestiones a intentar agilizar o mejorar. En esa suerte de 'carta a los Reyes Magos' aparecen asuntos como unas mejores conexiones aéreas entre Euskadi e Italia, o una mayor celeridad respecto a determinadas cuestiones administrativas. Zarraonaindia se conjuró para «ayudar al máximo posible a las empresas ya instaladas y a todas las que se interesen por el país, ahora, además, de manera reforzada gracias a nuestra nueva oficina de la Agencia Vasca de Internacionalización».

«Estos días hemos contactado con la institución encargada de agilizar y colaborar en las inversiones de empresas extranjeras aquí, Invest in Lombardía, lo que a buen seguro servirá también de ayuda en el futuro a nuestras firmas, grandes o pequeñas, que analicen con interés este mercado». El viceconsejero reconoció que otra de las inquietudes planteada por esa embajada empresarial fue la dificultad para encontrar personal cualificado. «Este es un asunto que también nos ocupa en casa y en el que el Ejecutivo está trabajando de manera especial», recordó.

Una cultura cercana

De la veintena de empresas que se reunieron con los representantes del Gobierno Vasco en Milán (una lista en la que aparecen, entre otros, Cie Automotive, Vidrala, Fagor Auromation, CAF, Siemens-Gamesa, Ibedrola, Ulma, Tecnalia o Tubacex), tres de ellas -Soraluce, Orkli y Lantek- repasaron con este periódico la situación y características del mercado italiano.

Rafael Idigoras (Soraluce) explicó que la república italiana es «un país de absoluta referencia en el sector de la máquina-herramienta» en el que se encuentran sus «principales competidores». Por eso tiene el valor que tiene el que la firma de fresado y mandrinado del Grupo Danobat, de Elgoibar, tenga una presencia estable desde hace años en Italia, que representa a su vez el 20% de sus ventas totales (Alemania, el 'gigante' del sector supone un 40% de su facturación). «Llevamos cuarenta años compitiendo con ellos, y su nivel de tecnología y sus capacidades son altísimos», explica, para añadir que su empresa «no vende más barato que ellos o que los alemanes». «Tienen una cultura muy parecida a la nuestra, y es fácil trabajar aquí; además, cuando ellos viajan a Euskadi aprecian enormemente el nivel de nuestra industria o nuestras infraestructuras», apunta.

«Llevamos 40 años compitiendo con los italianos y no vendemos más barato» Rafael Idígoras, Soraluce

«Es un país referente y seguiremos en el futuro buscando oportunidades aquí» Olatz Imaz, Orkli

«El Gobierno Vasco puede ayudar a las pymes que valoren este mercado» Alberto Martínez, Lantek

Olatz Imaz, directora financiera de Orkli, explica que la empresa de componentes de electrodomésticos de Ordizia lleva más de veinte años implantada en Italia, primero mediante una delegación comercial y desde hace dos años, cuando se apostó por la combustión como área de negocio, entrando en el capital de una firma local, de manera productiva. «Es una experiencia de éxito, sin duda, es un país de referencia y seguimos buscando oportunidades aquí», explica. Imaz subraya que «como en casi todos los países, es importante aterrizar de la mano de una empresa local», y destaca que Orkli exporta «mucho» desde Italia. Un país, dice, «que ayuda bastante desde el punto de vita fiscal para que la inversión y la implantación no sean tan costosas». «Hemos venido para quedarnos», resalta. La financiera celebra la llegada de la oficina de la Spri ya que, afirma, «todavía es un país complicado desde el punto de vista burocrático para nuestras pymes».

Alberto Martínez, consejero delegado de la alavesa Lantek, especializada en 'software' industrial, explica que la firma «apostó por Italia hace ya veinte años». «Se trata de un mercado muy activo y, a la vez, muy competitivo que, estoy convencido va a seguir creciendo». «Independientemente de cómo marche la economía italiana, que parece un poco menos fuerte que la española en cuanto al ritmo de expansión, este país está haciendo una apuesta seria por la manufactura avanzada y la industria 4.0, sectores que están creciendo más que el conjunto», asegura. «En definitiva, Italia es una potencia en muchos ámbitos en los que la industria vasca es fuerte y el Gobierno Vasco puede ayudar a que las pymes lo valoren como un destino importante», subraya.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos