Los transportistas denuncian el «colapso permanente» en Biriatou por los «controles injustificables» de Francia

Los transportistas denuncian el «colapso permanente» en Biriatou por los «controles injustificables» de Francia

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España dice que «esta congestión diaria ocasiona pérdidas millonarias

EL DIARIO VASCO

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha denunciado este jueves el «colapso permanente» de la frontera de Irun-Biriatou «por la actuación de la Gendarmería francesa« que »provoca colas kilométricas de camiones en territorio español«.

En un comunicado, Fenadismer considera «insostenible» esta situación que «se vive en la frontera francesa de Biriatou con Irun« como consecuencia »del comportamiento incomprensible e intolerable de las autoridades francesas«, que »someten a los vehículos de transporte a unos controles injustificables, incompatibles con el acuerdo Schengen de libre tránsito«.

«Esta congestión diaria, que ocasiona pérdidas millonarias a las empresas transportistas, se ve agravada con el cierre permanente de diez de las doce cabinas de control del peaje situado en la frontera francesa, lo que ocasiona un colapso de camiones en territorio español ante la pasividad de las autoridades francesas«, explica Fenadismer.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España sitúa las pérdidas totales en unos 40.000 euros anuales de media por vehículo

A este respecto, las organizaciones de transportistas que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera aprobaron el pasado miércoles un comunicado en el que advierten de que, «dado el tiempo transcurrido sin darle solución», el problema, que «no se produce en el lado español de la frontera», podría «terminar por tener consecuencias no deseadas para nadie»

«Cuantas gestiones se han realizado estos años para tratar civilizadamente de corregir el comportamiento de las autoridades francesas han colisionado con un muro de incomprensión y silencio por parte de estas sin que las autoridades españolas se hayan sentido obligadas, incomprensiblemente, a elevar la voz ante sus colegas franceses a pesar de nuestras reclamaciones», señala el comunicado.

Según el Comité Nacional de Transporte por Carretera, las retenciones en este paso fronterizo alcanzan una longitud media diaria de 4,3 kilómetros, aunque en ocasiones han llegado a superar los veinte kilómetros con «cuantiosas» pérdidas para el sector del transporte.

La organización de transportistas recuerda, en este sentido, que «un camión pierde por cada hora de retención alrededor de 55 euros», lo que sitúa las pérdidas totales en unos 40.000 euros anuales de media por vehículo, para cada uno de los 11.000 vehículos que atraviesan a diario la frontera.