El transporte por carretera amenaza con paros en el Estado a partir de enero

Los representantes de las patronales se reunieron en la Escuela de Ingeniería, en Donostia. / USOZ
Los representantes de las patronales se reunieron en la Escuela de Ingeniería, en Donostia. / USOZ

Las patronales, reunidas ayer en Donostia, exigen a Fomento que no aplique la Euroviñeta y que derogue las medidas para desviar los camiones hacia vías de peaje

Fernando Segura
FERNANDO SEGURA SAN SEBASTIÁN.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera amenaza con convocar paros a partir de enero en todo el Estado. La entidad, que reúne a la práctica totalidad de las patronales del sector, ha remitido al Ministerio de Fomento una tabla reivindicativa de doce puntos. En caso de no ser atendidos para el 15 de enero, el comité concretará las fechas y condiciones en los que tendrán lugar dichos paros. Julio Villaescusa, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), denunció ayer en una jornada organizada por la Fundación Guitrans en San Sebastián que se ha llegado a este punto ante «el abuso y sometimiento que padece este sector desde hace años».

Dos de las reivindicaciones planteadas afectan directamente a Gipuzkoa. El Comité Nacional exige a Fomento la «no aplicación de la Euroviñeta en la totalidad de la red viaria», así como la derogación de las «medidas adoptadas de desvío obligatorio del transporte pesado hacia vías de peaje».

El cobro a los camiones en el tramo guipuzcoano de la N-I ha sido uno de los caballos de batalla de los transportistas. De hecho, provocó un paro en enero, aunque la repercusión fue nula. Se trata de una competencia transferida a las diputaciones, pero el hecho de que los peajes figuren como primer punto de la tabla reivindicativa guarda una relación directa con los arcos de cobro instalados en Gipuzkoa.

El Tribunal Superior declaró en abril que el canon es ilegal, pero la Diputación lo ha seguido cobrando bajo el argumento de que el fallo no es firme hasta que el Supremo se pronuncie sobre el recurso planteado por la citada institución. La Diputación, ante el riesgo de que el Supremo ratifique la sentencia del Tribunal Superior, ha promovido una reforma 'exprés' de la norma foral que sustenta el canon, en la que mantiene el cobro.

La segunda reivindicación que afecta directamente a Gipuzkoa es la necesidad de dar «solución a los cuellos de botella fronterizos». Los atascos son un problema frecuente en Irun, especialmente en las operaciones salida o retorno de las vacaciones, cuando los peajes del lado francés no absorben el incremento de tráfico.

El sector reclama también, entre otras medidas, el control eficaz de las empresas deslocalizadas, la armonización fiscal, la habilitación de áreas de descanso en toda la red viaria, la modificación de la Ley de Contrato de Transporte, la inclusión en el régimen de gasóleo profesional a todo profesional de mercancías sujeto a autorización de transporte, así como la suspensión en la aprobación del futuro reglamento del sector (ROTT).

«Situación explosiva»

Estas cuestiones fueron tratadas ayer en San Sebastián en la citada jornada organizada por Guitrans. En la misma participaron los presidentes de las tres principales patronales del Estado: Marcos Basante (Astic), José Luis Olivella (Fitrans) y Julio Villaescusa (Fenadismer). Este último incidió en que el emplazamiento realizado al Gobierno central es fruto de la situación «explosiva» que vive el sector. «Estamos acostumbrados a pasar momentos duros, pero nunca hemos atravesado una situación tan tensa y cruda como la actual», subrayó el presidente de Fenadismer.

Julio Villaescusa destacó que la tabla reivindicativa ha sido aprobada por el Comité Nacional por una «mayoría aplastante», aunque añadió que «otra cosa es lo que haga luego cada organización». Una puntualización que probablemente obedece al fracaso del paro convocado a comienzos de año en contra del peaje en la N-I en Gipuzkoa que, pese a ser rechazado de forma unánime, apenas tuvo seguimiento.