ELA reclama a Valerio la derogación de las reformas laborales

'Txiki' Muñoz pide a la ministra eliminar la «estatalización» de los convenios y aumentar más las pensiones

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

Han tenido que pasar más de diez años para que un secretario general de ELA se reúna otra vez con un ministro de Trabajo. En este caso ha sido Adolfo 'Txiki' Muñoz con Magdalena Valerio, del PSOE. El anterior encuentro lo mantuvo su antecesor, José Elorrieta, con Jesús Caldera, también de un ejecutivo socialista. La reunión tuvo lugar ayer al mediodía en Madrid y se prolongó algo más de una hora.

El encuentro se circunscribía en la ronda que está llevando a cabo la central con diferentes partidos del arco parlamentario -con el PNV lo hará la próxima semana- para solicitarles la derogación de las últimas reformas laborales y la eliminación de la «estatalización» de la negociación colectiva, así como una ley para eliminar la brecha salarial de género.

'Txiki' Muñoz estuvo acompañado de la secretaria general adjunta de ELA, Amaia Muñoa, y del responsable de negociación colectiva de la central, Pello Igeregi. Los sindicalistas defendieron la necesidad de una reforma laboral que garantice «unas condiciones de trabajo dignas». Demandaron la derogación de las tres últimas reformas laborales por considerar que han servido para «empeorar las condiciones laborales». En este sentido, desctacaron el papel de la nueva estructura de la negociación colectiva, ya que «la prioridad aplicativa que se dio a los convenios estatales ha sido fundamental para la devaluación de las condiciones de trabajo», remarcaron.

Señalaron a la ministra que «la estatalización de la negociación colectiva prohíbe negociar condiciones laborales sobre la base de la representación de sindicatos y patronales ya que agentes que son minoritarios en Euskadi tienen la posibilidad de bloquear la negociación a sindicatos y patronales mayoritarios». Esta es una batalla que la central ha llevado incluso a los tribunales.

Para ELA, «tanto desde el punto de vista democrático como del de la mejora del empleo, ningún partido que haya apoyado la investidura del presidente Sánchez debería apoyar una reforma laboral que mantenga la estatalización». El secretario general de la central también abordó las reivindicaciones de los pensionistas y consideró que en Euskal Herria se debe disponer de la competencia para legislar en esta materia. Mientras tanto, apostó por que se adopten medidas para garantizar unas pensiones públicas «dignas» y una pensión mínima «de 1.080 euros». Muñoz también reclamó una ley para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos