El plan de choque contra el paro juvenil «estará listo antes de fin de año»

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio./Efe
La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. / Efe

Entre las medidas que incluirá está la incorporación de 3.000 nuevos orientadores en 2019 y la elaboración de un estatuto para proteger los derechos de los becarios

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El paro entre los jóvenes vuelve a repuntar en octubre, cuando se suman 10.724 más a las listas del INEM, lo que supone que uno de cada cinco nuevos desempleados es menor de 25 años. Y es que la tasa de paro en este colectivo se sitúa en el 33%, lo que representa más del doble del desempleo total, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA). O dicho de otra forma, prácticamente una de cada tres personas que buscan activamente empleo son jóvenes.

Más información

Para luchar contra este elevado desempleo juvenil (un nivel que en Europa solo supera Grecia), el Gobierno trabaja en un plan de choque que «estará listo antes de fin de año». Así lo anunció este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un mensaje publicado en Twitter, mientras que fuentes del Ministerio confirman que hay avances en las reuniones que mantienen con los agentes sociales y las comunidades autónomas, que son quienes se encargan de gestionar las políticas activas de empleo. De hecho, el Departamento liderado por Magdalena Valerio se comprometió a entregar esta misma semana un nuevo borrador a los agentes sociales.

Pero lo que sí se sabe es que entre las medidas que impulsará el nuevo plan, una de las principales será la incorporación en 2019 de 3.000 nuevos orientadores al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para tratar de encontrar un trabajo a esos casi 275.000 jóvenes que están inscritos en sus oficinas. Así lo avanzó la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, durante la rueda de prensa en la que presentó los datos de paro de octubre. Ésta era una de las reivindicaciones que los sindicatos vienen haciendo en los últimos años, conocedores de la falta de recursos que hay a este respecto sobre todo con los recortes realizados durante la crisis y de la poca eficacia que hay en el objetivo último de este servicio: encontrarles un trabajo.

Otra de las medidas 'estrella' que recogerá el plan de choque será la elaboración de un Estatuto del Becario para regular los derechos de los trabajadores en prácticas, muchas veces sometidos a abusos por parte de las empresas y sin remuneración alguna. De esta forma se pretende establecer un número máximo de becarios por empresa, el número de horas de trabajo y la duración máxima del contrato, así como fijar un régimen de gratificación, permisos y derechos a los que tiene acceso.

Una de las novedades que se incluyen en este borrador es un programa para el retorno de las jóvenes que se vieron obligados a emigrar con la crisis al no encontrar una oportunidad en el mercado laboral español.

Fin del contrato de emprendedores

Por otra parte, el Ministerio de Trabajo también trabaja con los agentes sociales en la sustitución del contrato de emprendedores, que se puso en marcha con la reforma laboral de 2012 sin mucho éxito, por otra «fórmula contractual más garantista», según explicó Valdeolivas, que reiteró la «posición desfavorable» hacia esta forma de empleo.

Así, la secretaria de Estado apuntó que el Gobierno ni siquiera va a tener que hacer una reforma para eliminarlo, ya que una vez que la tasa de paro ha bajado del 15% se extingue por sí solo. De cualquier manera, aseguró que no se va a negar a nadie el registro de este contrato, que bonifica a las pymes de 50 empleados o menos que hagan contratos indefinidos, hasta que no esté lista la nueva fórmula, que confía en que esté «muy pronto».

Valdeolivas precisó que más de la mitad de esos contratos se extinguen antes de un año, puesto que se da ese plazo para poder despedir al trabajador sin indemnización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos