El paro en Europa, en mínimos de 2008 pese a la desaceleración económica

El paro en Europa, en mínimos de 2008 pese a la desaceleración económica

España, lejos de los niveles previos a la crisis, duplica con creces la tasa de la zona euro y concentra a uno de cada cuatro desempleados

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El mercado laboral europeo se mantiene por el momento inmune a la desaceleración económica que afecta a la mayor parte de países desde inicios de año. Así, el desempleo continúa su tendencia a la baja sin hacer mucho caso a los rumores de una nueva crisis en el horizonte y durante el pasado mes de julio la tasa de la UE se mantuvo estable en el 7,5%, el nivel más bajo desde 2008, mientras que en la zona euro incluso está en mínimos históricos al situarse en el 6,3%, según los datos publicados hoy por la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

No ocurre igual en España, pues aunque de igual manera el mercado laboral aguanta los envites de la ralentización, su tasa de paro está aún lejos de los niveles anteriores a la crisis: un 13,9% en julio, lo que supone seis puntos más de los que había en 2007. De igual manera, se mantiene a la cabeza de Europa en esta variable, solo superada por Grecia, y duplica con creces los niveles de la eurozona. Pese a ello, continúa su racha bajista al caer una décima en julio y más de un punto por debajo de un año atrás. Desde su máximo alcanzado en el verano de 2013 (26,3%), el desempleo se ha reducido casi a la mitad, en más de 12 puntos.

Pese a estar en los niveles más bajos y haberse reducido el paro en más de 1,1 millón de personas en el último año, en la UE todavía hay 15,6 millones de personas sin empleo, de las que un 20,4% son españolas (3,19 millones). Si se mira a la zona euro, España concentra a uno de cada cuatro desempleados y es el único país, junto con Grecia, con una tasa de dos dígitos.

Desde julio de 2018 el paro se redujo en 25 de los 28 estados miembros, siendo la excepción Luxemburgo, donde aumentó una décima hasta el 5,6%; Lituania, que pasó del 6,1% al 6,4%; y Suecia, donde se elevó medio punto hasta el 6,8%. Por el contrario, el mayor descenso interanual se dio en Grecia, con una bajada del 19,4% al 17,2%; seguida de Croacia, que se situó en el 7,1% desde el 8,4% de un año antes.

Elevado paro juvenil

La previsión es que este recorte se mantenga en la recta final de año y la tasa se sitúe en 2020 en el 7,3%, dos décimas menos que ahora, según cálculos de la Comisión Europea. Además, tanto Bruselas como el Banco Central Europeo (BCE) estiman que el empleo siga creciendo a lo largo del año y apoye así el consumo de los hogares, aunque advierten de que lo hará a menor ritmo.

Lo que no logra atajar la UE es el elevado paro juvenil, que, con una tasa del 14,3%, duplica la media de la población en general. Y peor es aún el nivel de la zona euro, que se eleva hasta el 15,6%. España, de nuevo, registra el segundo peor dato de todos los países miembro y uno de cada tres menores de 25 años busca trabajo sin éxito.