El paro ya está por debajo del 10% en más de la mitad de los municipios vascos

El paro ya está por debajo del 10% en más de la mitad de los municipios vascosGráfico

San Sebastián, con el 8,7%, destaca entre las tres capitales vascas. En Bilbao y Vitoria no desciende de los dos dígitos

MARISOL MATTOS

La salida de la crisis y el dinamismo económico es una realidad que se constata en el aumento del empleo, lo que en cifras reales implica casi 950.000 personas trabajando y, como tal, afiliadas a la Seguridad Social. De igual forma se ha ido produciendo un descenso de las tasa de paro que actualmente, según los datos del Servicio vasco de Empleo (Lanbide) del primer semestre, se sitúa en el 11,2%. La radiografía local del mercado laboral nos muestra también una mejora sustancial, ya que en la actualidad son 184 los municipios vascos, el 73% del total, los que tienen una tasa de paro inferior al 10%.

El objetivo para la legislatura en materia de empleo del lehendakari Iñigo Urkullu es colocar la tasa de personas sin trabajo por debajo de ese 10%, meta a la que poco a poco van sumándose los municipios, pero que aún es una asignatura pendiente para 67 localidades. La mejoría no es equilibrada en toda la comunidad. Hay grandes diferencias entre territorios e incluso entre comarcas. En general, en las ciudades de mayor población aún mantienen niveles elevados de desempleo. Por lo tanto, en el análisis al detalle de cada uno de los 251 municipios vascos hay situaciones muy diferentes.

Las menores tasas de paro están en localidades pequeñas, con la gran excepción de San Sebastián. La capital donostiarra es la única que salta la valla y reduce el índice de desempleo hasta el 8,7%. Muy lejos de la meta planteada se encuentran las otras dos grandes ciudades, Vitoria mantiene aún un 12,5% de parados y Bilbao padece la mayor presión con una tasa que todavía registra un 14,67%.

El año pasado el lehendakari trazó como objetivo reducir la tasa de paro por debajo del 10%

184 ayuntamientos ya han cruzado la frontera de la meta planteada por el Gobierno Vasco

Precisamente es en las tres capitales donde se condensa la mayor población desempleada. Sólo en Vitoria hay 15.457 personas registradas como demandantes de empleo en las oficinas de Lanbide, mientras que en Bilbao las cifras llegan hasta las 24.401 personas. En San Sebastián, en cambio, las personas que buscan empleo son 7.740, según los datos de Lanbide de finales de junio.

Desigualdad territorial

Llama la atención que los municipios con menos tasa de paro tienen menos de 10.000 habitantes. Sucede que en las áreas rurales la población está en camino a la jubilación, y eso hace que crezca la cifra de inactivos. En este grupo se consolidan 44 ayuntamientos con menos de 5% de desempleo. Incluso en el municipio guipuzcoano de Orexa no hay contabilizados parados, pero también apenas tiene 125 pobladores.

La bolsa de los desempleados 'crónicos'

El desempleo muestra desigualdades a la hora de acceder a un trabajo, especialmente para los mayores de 45 años, que alcanzan los 60.000, según datos de Lanbide. Una de las mayores dificultades de este colectivo de mayor edad es reinsertarse en el mercado laboral. Algunos expertos consideran que en Euskadi hay una bolsa de paro cronificada en la que se encontrarían unas 55.000 personas, lo que implica que tienen casi nulas probabilidades de encontrar un empleo. En este colectivo predominan las mujeres, trabajadores mayores de 45 años y jóvenes sin formación. Los expertos abogan por la aplicación de medidas multidisciplinares para tratar de corregir esta situación.

El mayor porcentaje de municipios con tasas bajas de paro se concentra en Gipuzkoa, donde un total de 71 localidades tienen tasas de desempleo por debajo de los dos dígitos. El carácter industrial de la economía guipuzcoana tiene gran influencia en esta positiva evolución laboral, con sectores como máquina herramienta y también la fuerte presencia de Corporación Mondragon. Así la comarca del Goierri figura entre las zonas de casi pleno empleo.

Pero en Gipuzkoa también hay desigualdades y zonas desfavorecidas; la comarca de Oarsoaldea -donde se encuentran municipios como Pasaia, Renteria, Lezo y Oiartzun- se mantiene, como viene siendo tradicional, como la más castigada por la falta de puestos de trabajo.

En Bizkaia, también los municipios con mayor población sufren tasas de desempleo muy superiores. Santurtzi, Portugalete, Sestao y Barakaldo, es decir, la comarca de Margen Izquierda sigue padeciendo los efectos del declive industrial, ya que aún no ha se ha podido encontrar el relevo de las grandes compañía de antaño y su crecimiento continúa ralentizado. Así Sestao repite como el municipio vizcaíno con mayor tasa de paro, y el segundo de la comunidad autónoma, con un 19,54%.

Plan de Reactivación

Para tratar de rescatar a las comarcas de la Margen Izquierda y Zona Minera -que se mantiene como otra de las zonas en que no termina de arrancar la actividad económica y el empleo- las instituciones vascas tienen en marcha un Plan Estratégico para la Reactivación Económica, cuyo proyecto estrella es el nuevo Parque Científico y Tecnológico. Se espera que esta infraestructura albergue más de 50 empresas de base tecnológica y de industria avanzada (la denominada Industria 4.0), que generarán 2.000 empleos directos y registrarán una facturación de más de 800 millones de euros cuando esté plenamente desarrollado en un plazo de 10 a 15 años. La inversión en este ambicioso proyecto supera los 26 millones de euros y abarcará 505.361 metros cuadrados en Abanto y Zierbena. Ya está previsto que en este nuevo parque se ubique el Energy Intelligence Center (EIC) que impulsa la Diputación de Bizkaia.

En el análisis alavés, Vitoria ejerce de motor económico del territorio con la industria metal-mecánica a la cabeza, aunque la capital alavesa aún registra más de 15.000 personas desempleadas. Grandes multinacionales como Mercedes Benz o Michelin concentran gran parte de la generación de empleo en el territorio. También juega a favor de la economía y el empleo alavés el peso del sector vitivinícola de la Rioja Alavesa, ya que muchas comarcas dependen de esta actividad.

En el lado opuesto se encuentra Oion que, a pesar de tener sólo 4.000 habitantes, soporta la tasa de paro más elevada de Álava y de toda la Comunidad Autónoma Vasca, al registrar un 20,55% de desempleados. Otros pueblos como Lanciego y Amurrio sobrepasan el 14%.

Los municipios vascos miran con gran atención al Programa Marco por el Empleo y la Reactivación Económica 2017-2020, liderado por el lehendakari Iñigo Urkullu, cuya meta es la de reducir la tasa de paro en el conjunto de Euskadi por debajo del 10%. Para ello, el Gobierno Vasco prevé movilizar 8.800 millones de euros: unos 1.175 millones para políticas directas de empleo; otros 5.225 millones para favorecer la inversión, innovación, internacionalización e industrialización; otros y 2.400 millones para avales financieros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos