La hora de mano de obra en España es nueve euros más barata que la media europea

Un camarero trabajando./Archivo
Un camarero trabajando. / Archivo

El coste laboral por hora se sitúa en 21,2 euros, apenas una décima más que en 2012, según datos de Eurostat

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Otra estadística más que pone de manifiesto que los salarios en España permanecen estancados pese a que la recuperación económica es ya una realidad. En este caso procede de la oficina estadística europea Eurostat y hace referencia al coste laboral por hora, que apenas se ha elevado un 0,5% en 2017 hasta los 21,2 euros, frente a los 21,1 del pasado año, según los datos publicados este lunes. Se trata, además, del mismo incremento que se registra si se compara con 2012, cuando ya golpeaba duramente al país la crisis financiera, lo que significa que los sueldos apenas han variado en los últimos cinco años.

Además, la mano de obra en España -en este caso la suma de los salarios y las contribuciones sociales de las empresas de diez trabajadores o más- sigue siendo barata si se compara con sus socios comunitarios: aquí se pagan 9,1 euros menos la hora trabajada que en la media de los países de la eurozona, diferencia que se reduce a 5,6 euros si se toma en cuenta el promedio de toda la Unión Europea. Y es que esta brecha incluso ha aumentado porcentualmente en la última década: en 2008 se cobraba un 22,7% menos por hora que la media de la eurozona, mientras que en 2017 la diferencia se eleva hasta el 30%.

Cabe resaltar también que España registra el cuarto menor incremento interanual de los treinta países que analiza Eurostat, que además de los Veintiocho recoge los datos de Islandia y Noruega. Así, solo Reino Unido, Finlandia (único país en el que disminuyó) y Suecia tiene unas alzas inferiores al 0,5%, una subida que también está muy por debajo de la media europea (2,3%) y de la eurozona (1,9%).

Pese a todo, España se sitúa en la mitad de la tabla de los países con los costes laborales más caros, puesto que otros quince países tienen la mano de obra más barata, entre los que destacan principalmente Bulgaria, donde apenas se paga 4,9 euros la hora trabajada; Rumanía (6,3 euros); Lituania (8 euros) y Letonia (8,1 euros). Por el contrario, el coste laboral por hora más elevado se registra en Dinamarca, donde se alcanza los 42,5 euros; Bélgica (39,6 euros); Luxemburgo (37,6 euros) y Francia (36 euros).

Mayores costes en la industria

Por sectores, el coste laboral fue más elevado en la industria, donde se pagó 23,3 euros de media la hora en 2017, frente a la construcción y servicios, donde descendió hasta los 20 euros por hora. En la eurozona se situó en 33,3 euros en la industria, 26,7 en la construcción y 29,3 en los servicios.

Por otro parte, donde la brecha se reduce respecto a Europa es en los gastos no relacionados con el salario, como las contribuciones sociales: representaron en España un 25% del coste total de la hora trabajada, una cifra cercana a la media de la UE (24%) y a la eurozona (25,9%).

Temas

España
 

Fotos

Vídeos