La empresa vasca necesita contratar este año a 30.425 personas, 11.200 en Gipuzkoa

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de Confebask, Roberto Larrañaga. / /IGOR AIZPURU
El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de Confebask, Roberto Larrañaga. / / IGOR AIZPURU

El Gobierno Vasco y las patronales de Confebask sellan un acuerdo de país por el empleo. En 2018, la creación neta de puestos de trabajo será de algo más de 15.000 contratos en Euskadi, de los que casi la mitad se firmará en el territorio

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA

El Gobierno Vasco y las cuatro organizaciones empresariales vascas (Confebask, Adegi, Cebek y SEA) sellaron ayer el Acuerdo Marco de Colaboración por el Empleo y la Cualificación en Euskadi 2018-2020; un pacto de país -como definieron sus protagonistas- para, entre todos, conjurarse en la promoción de, como señaló el lehendakari, Iñigo Urkullu, «más y mejor empleo».

El País Vasco se enfrenta a un reto de enormes proporciones ya que, como adelantaba el pasado domingo en estas páginas el viceconsejero de FP en Euskadi, Jorge Arévalo, en un breve plazo de tiempo no habrá profesionales suficientes para cubrir la demanda que la reactivación económica va a generar. El desafío no es pequeño, por eso el Ejecutivo y las empresas han cerrado filas para poder atender con garantías unas necesidades de personal que Confebask cifra en 100.000 personas en los próximos tres años.

Urkullu -que estaba acompañado por las consejeras de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia; de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, y de Educación- explicó que el pacto supone un «compromiso» para trabajar en cinco ámbitos.

Se trata, detalló, del empleo juvenil, la prospección y la intermediación laboral, la recolocación de excedentes de empresas en crisis, la formación y la orientación y la activación de la mujer en el mercado laboral. Con estos mimbres, añadió el lehendakari, tres ideas guiarán a los firmantes del pacto: la colaboración para que las políticas públicas se ajusten a las necesidades del tejido productivo, la necesidad imperiosa de cuidar al máximo la formación como garantía de la competitividad futura y el convencimiento de la necesidad de acabar con el desajuste laboral y salarial de género.

Las cifras clave

7.049 contratos
de los más de 11.000 que se firmarán en Gipuzkoa este año, serán los que protagonicen la creación neta de empleo. De esos, 5.000 se firmarán en el sector servicios, el gran empleador, y otros 1.800 en la industria. La construcción copará algo más de 200.
50% de los contratados
en 2018 en Gipuzkoa será personal del área de producción, montaje y mantenimiento, mientras el 18% será dentro de los segmentos de comercialización, márketing y ventas. La ingeniería y el control de calidad protagonizará casi el 18% de las relaciones.
64% de las empresas
de Gipuzkoa prevé aumentar este año su nivel de empleo. Un porcentaje superior al que ofrece el conjunto del tejido empresarial vasco, que se queda en el 45%. De nuevo en Gipuzkoa, el porcentaje se eleva al 69,3% en la industria y al 58,5% en los servicios.
26% de la contratación
prevista en Gipuzkoa para este año se dará en el segmento de fabricación mecánica entre aquellas personas que provengan de un ciclo de FP superior. El 23% lo protagonizarán la electricidad y la electrónica y el 22,8%, la administración y el comercio.
70% es el porcentaje
de nuevos contratos previstos en el territorio que tendrán como protagonistas a universitarios que hayan terminado carreras técnicas y científicas; las conocidas como 'Steam'. El 50,6% serán ingenieros; el 13% habrá estudiado ADE, y el 6,3%, informática.
56% es el porcentaje
de empresas que, en Gipuzkoa, declaran que tienen dificultades para contratar. Esa referencia se situaba en el año 2016 en el 37,1%, lo que ofrece una idea de cómo se ha complicado el mercado. Antes, el 35% decía no tener problemas, una ratio que hoy es solo del 19,7%.

El presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, que calificó de «histórico» el acuerdo, se felicitó por lo que se dibuja como «un trabajo conjunto para la creación de empleo desde las empresas y, en consecuencia, de riqueza y bienestar». Larrañaga -acompañado de los presidentes de Adegi, Pello Guibelalde; Cebek, Iñaki Garcinuño, y SEA, Pascal Gómez- recordó que los salarios en Euskadi están subiendo un promedio del 1,6%. El mensaje no era baladí, puesto que en los últimos meses varios consejeros del gabinete Urkullu han reclamado a las empresas que trasladen a las nóminas el despegue de la economía.

Tiran los servicios

La presentación del pacto sirvió para que las patronales dieran a conocer su estudio sobre necesidades de empleo y perfiles profesionales 2018; un trabajo realizado por las tres territoriales entre sus asociados y que revela que las empresas necesitarán contratar este año a 30.425 personas, de las que 11.200 (el 36,8%) lo serán en Gipuzkoa. Al tiempo, la creación de empleo neta (las nuevas relaciones laborales menos las extinciones) en todo el País Vasco ascenderá a 15.625 personas, de las que el 44,8% (7.049) firmará su contrato en territorio guipuzcoano.

De esos 7.049 nuevos empleos, según pudo confimar DV, 1.301 corresponderán a la industria metal-mecánica y 589, al resto del segmento industrial. La construcción acogerá a 222 personas y comercio y transporte, a 899. La hostelería creará 598 puestos de trabajo, mientras los servicios a las empresas haran lo propio en 1.638 contratos y el resto de los servicios, en 1.802.

Iñigo Urkullu destaca la colaboración entre los sectores público y privado como clave del programa

Roberto Larrañaga califica el acuerdo de «histórico» y recuerda que el salario medio vasco crece un 1,6%

Confebask detalló que un 70% de los futuros contratos que serán 'hijos' del despegue económico y la mayor actividad, con lo que, según fuentes de la patronal, de las 100.000 nuevas relaciones previstas hasta 2020, entre 60.000 y 70.000 se pueden ya anticipar como creación neta de nuevo empleo.

En cuanto a la calidad de los contratos a crear en 2018, la patronal prevé que un 49,7% sea mediante contrato indefinido, porcentaje que se elevará al 56,9% en el territorio guipuzcoano, donde de los 11.200 contratos que se espera que se firmen, otro 23% será eventual por circunstancias de la producción; un 3,9%, indefinido a jornada a parcial; un 6,5%, de interinidad y otras sustituciones; un 6,7% serán contratos de prácticas y el 3% restante, de formación.

En el conjunto de Euskadi, el 61,3% de los contratos serán para cubrir necesidades en los departamentos de producción, montaje y mantenimiento (un 51,2% en Gipuzkoa), mientras el 12,6% será en el área de comercialización, márketing y ventas (18,2% en el caso guipuzcoano) y el 12,1% en ingeniería y control de calidad (17,6% aquí).

Respecto a las categorías profesionales y bajando al detalle guipuzcoano, el nuevo empleo neto de este año lo protagonizarán los operarios cualificados (casi 2.000 personas, un 28,5% de aquellos 7.000), seguidos de técnicos comerciales (1.515 y un 21,6%), el personal técnico de producción (1.494 y un 21,3%), los mandos intermedios (615 y un 8,8%) o el personal científico-técnico (439 profesionales y un 6,3%). Si el examen se centra en la contratación por nivel de estudios, de nuevo se evidencia la necesidad de personal cualificado para Gipuzkoa.

De este modo, el 32,8% de las relaciones laborales serán protagonizadas por personas con estudios universitarios y posgrados; el 29,5%, por candidatos con un FP de grado superior y el 17,6, por otros con un FP de grado medio. El 20% será para trabajadores con el bachillerato como nivel más alto.

Más

 

Fotos

Vídeos