Educación y Sanidad vuelven a impulsar en noviembre la creación de empleo en Gipuzkoa

Una profesora da clases en un centro de Educación Primaria./REUTERS
Una profesora da clases en un centro de Educación Primaria. / REUTERS

La afiliación crece en 370 personas, mientras en el conjunto del Estado se destruyen 50.000 empleos | La cifra de parados en el territorio descendió en 201 personas hasta las 32.038, apoyada sobre todo por los servicios

Pilar Aranguren
PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN

Educación y Sanidad vuelven a ser los motores de la creación de empleo en Gipuzkoa en noviembre, un mes en el que la afiliación crece desde que se inició la recuperación económica y que suele ser la antesala del mayor impulso del mercado laboral que se registra en diciembre, propulsado por la campaña navideña.

En esta ocasión la afiliación a la Seguridad Social se ha incrementado en 370 personas en nuestro territorio, lo que deja la cifra total en 321.254. El aumento no es muy significativo, pero va en línea con el registrado el año pasado en estas mismas fechas, que sumó 354 ocupados más. Eso sí, lejos de los 627 que se ganaron en 2016 y de los 531 de 2015.

Como en todo, la fiesta va por barrios. Y es que mientras en Bizkaia, la afiliación ha registrado un aumento muy importante al sumar casi 2.000 afiliados más que el mes anterior, en Álava se ha reducido en 1.210. El final de la vendimia suele ser determinante en el territorio vecino. Todo ello hace que en el conjunto de la CAV la cifra de personas inscritas en el sistema haya crecido en 1.121, hasta los 959.737 afiliados.

Un aumento que cobra relevancia, ya que en el conjunto del Estado la afiliación se ha reducido con fuerza, al dejarse en el último mes casi 50.000 afiliados, el peor dato en un noviembre desde 2013. Y es que el impulso de la ocupación en el comercio queda muy lejos de la sangría registrada en la hostelería.

Euskadi es la quinta comunidad en la que más crece la ocupación en términos porcentuales (0,12%), por detrás de la Comunidad Valenciana (1,19%), Madrid (0,84%), Murcia (0,8%) y Andalucía (0,17%).

Enseñanza

La Educación vuelve a ser el gran impulsor del empleo en noviembre, como ya lo fue en octubre. De hecho, se anota un incremento de 482 afiliados en Gipuzkoa. El retorno de las academias y clases particulares se suele sumar a la actividad reglada propiamente dicha y a los cursos de formación. Pero también las actividades sanitarias ganan ocupados, en concreto 190. En menor medida lo hacen el comercio y reparación de vehículos (106), la industria manufacturera (29), la construcción (28) y las actividades artísticas (50). En el lado contrario se sitúa la hostelería, que reduce su cifra de afiliados en 394, al igual que las actividades administrativas, que se dejan en el último mes un centenar de ocupados.

Baja el paro en servicios

El aumento de la afiliación ha venido acompañado en este caso por un descenso de la cifra de parados, lo que no ocurrió en octubre. En concreto, la cifra de personas inscritas en Lanbide ha disminuido en 201, hasta quedarse en 32.038. El paro baja en todos los sectores menos en la construcción, que se anota 16 más. Se rompe así la tendencia alcista de un sector que se ha mostrado muy dinámico en los últimos meses después de que la recuperación llegara más tarde que a otras actividades. La mayor reducción del paro se registra en Servicios y en menor medida en la industria, la agricultura y el colectivo sin empleo anterior. En el conjunto de la CAV la agricultura suma parados y el resto de sectores se anotan una bajada. De este modo, en Euskadi la cifra de parados se reduce en 916 personas, hasta las 121.494.

La caída de 50.000 ocupados en el conjunto del Estado es el peor dato de noviembre desde 2013 AFILIACIÓN

Se benefician de toda la bajada del paro en Euskadi en el último mes, pero en el cómputo anual ganan ellos MUJERES

En noviembre se redujo en mayor medida que la temporal en Gipuzkoa, a la inversa que en Euskadi CONTRATACIÓN INDEFINIDA

Por su parte, en el conjunto del Estado se produce una bajada simbólica de tan solo 1.836 personas, lo que deja el cómputo total en 3.252.867 desempleados. Por buscar un consuelo se puede recordar que el año pasado el paro subió en noviembre. En Euskadi, el paro aumentó en noviembre entre los hombres, mientras que bajó entre las mujeres, aunque en el cómputo anual el desempleo masculino disminuye un 6% y el femenino un 4,73%.

Parados de larga duración

En el último mes, en Euskadi ha caído el paro de larga duración en 1.187 personas y ha aumentado el de corta duración en 271. Este es un dato significativo, que puso ayer de relieve la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal. Recordó además que en lo que va de año se aprecia una disminución mayor en el colectivo de larga duración, que registra un descenso del 8,3%, que en el de aquellos que llevan menos de dos años, donde se reduce un 1,9%. «Se trata de una buena noticia y un indicador de que la recuperación económica también está dando oportunidades a las personas paradas más cronificadas», destacó Artolazabal. Confebask también se mostró optimista al señalar que los datos de noviembre «confirman la buena evolución del mercado laboral».

Menos contratos

El mercado laboral se ha mostrado menos dinámico en noviembre, ya que la cifra de contratos realizados bajó en Gipuzkoa en 5.121 hasta quedarse en 23.544. En Euskadi el descenso fue áun más intenso. En nuestro territorio la contratación indefinida registró una caída más significativa que la temporal, a la inversa que en la CAV. Pero cabe destacar que el empleo indefinido tan solo supuso el 8,5% de todos los contratos formalizados en el País Vasco y el 9,85% de los suscritos en Gipuzkoa. Con todo, Artolazabal puso el acento en la evolución acumulada hasta noviembre, ya que los indefinidos crecieron un 21% cuando la totalidad de los contratos tan solo lo hicieron un 5%. «Este es un indicador de que la recuperación del mercado de trabajo está mejorando en el aspecto cuantitativo y también en lo cualitativo».

Empleos precarios y mal pagados

LAB destacó que más allá de las variaciones coyunturales y a corto plazo, la evolución del panorama laboral durante los últimos años «es muy frágil y tiene los pies de barro porque se asienta fundamentalmente en la creación de empleos precarios y mal pagados». Recordó que desde 2008 el poder adquisitivo de los salarios se ha reducido un 7% de media y que los sueldos más bajos han caído más de un 22% en términos reales. «Todo ello se ha traducido en un agravamiento de la brecha salarial y de las desigualdades económicas», apuntó.

EPSV, solo con empleo estable y negociación colectiva sectorial. UGT-Euskadi advirtió, por su parte, de que hablar en estos momentos de planes de EPSV en las empresas, como plantea el Gobierno Vasco, «es complicado dada la eventualidad en la contratación y el deterioro de la negociación colectiva». Apuntó que dichos planes solo tendrán éxito «si hay empleo más estable y una potente negociación colectiva sectorial».

Autónomos

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, RETA, perdió en noviembre 4.474 afiliados en el conjunto del Estado, prácticamente los mismos que sumó en octubre (4.942). «Cada día se perdieron 149 autónomos. Este descenso es menor que en noviembre de 2017 y el crecimiento interanual (43.258) es más del doble del que se produjo el año pasado. Cinco comunidades sumaron autónomos en noviembre, lideradas por Canarias (0,6% ). Le siguen Madrid (0,5%), País Vasco, Comunidad Valenciana y La Rioja (las tres con un incremento del 0,1%).

Más

 

Fotos

Vídeos