El empleo crecerá este verano, pero la mitad de lo que lo hizo el año pasado

Un socorrista vigila en una piscina./Archivo
Un socorrista vigila en una piscina. / Archivo

El incremento de contrataciones caerá hasta el 6%, algo que será un adelanto de la desaceleración que habrá a final de ejercicio

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El verano está a la vuelta de la esquina y, lo que para muchos es sinónimo de alegría porque se acercan las vacaciones, para otros supone una oportunidad para incorporarse al mercado laboral por las oportunidades que se generan en esta época del año, la mejor para el empleo, que se impulsa gracias al importante peso que el turismo tiene para la economía española.

Este verano no será una excepción y el empleo volverá a crecer con fuerza, aunque de una forma bastante más moderada que los ejercicios precedentes. Hasta el punto de que lo hará la mitad que el año pasado, según las previsiones que maneja la empresa de Recursos Humanos Adecco. Así, durante los meses de junio y septiembre se firmarán en torno a 1,6 millones de contratos ligados a la campaña estival, lo que supone un aumento del 6% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se generaron casi 1,5 millones de puestos. Se trata del menor alza desde la recuperación.

«Este año esperamos unas tasas de crecimiento más moderadas que el año pasado, que fueron extraordinariamente positivas», explica Jorge Álvarez, director comercial de Adecco Staffing, que pronostica que para lo que queda de 2019 el empleo volverá a crecer pero en tasas inferiores a los últimos años.

Como es habitual, el sector del turístico y la hostelería serán los que más empleo generen este verano, especialmente en el caso de las regiones costeras y aquellas más visitadas. Pero, ligado al turismo, otro de los que generará más contrataciones será el sector aeroportuario, así como el sector servicios en general y la logística y el transporte. También habrá un movimiento importante en el sector retail y el de la alimentación, especialmente en el sector bebidas, según señala el directivo de Adecco. De hecho, algunas de las grandes cadenas de supermercados ya han lanzado sus ofertas de empleo de cara a este verano, sin aumentos respecto a las del año anterior: Mercadona contratará a 9.000 personas, Carrefour reforzará su plantilla con 7.000 empleados y Lidl oferta 1.600 puestos.

El sector comercial será otro de los motores del empleo veraniego, así como el del 'contact center'. Pero, por otra parte, habrá un repunte de trabajadores para las industrias, que necesitarán un refuerzo para poder mantener el plazo de entrega de los pedidos y para cubrir las vacaciones en aquellas fábricas que no paran su actividad.

Los puestos más solicitados, por tanto, serán comerciales, dependientes, puestos de televenta, encargados de tienda, cajeros, recepcionistas, camareros, cocineros, agente de reservas, camarero de pisos, mozos de almacén, carretilleros, repartidores o reponedores, según explican desde el portal web Infoempleo. La inmensa mayoría de estos contratos, que estarán ocupados por jóvenes principalmente, pero también por parados y amas de casa, tienen escrita la fecha de caducidad, aunque también cabe resaltar que aproximadamente el 40% de los empleos indefinidos proceden de uno temporal.

20 millones de ocupados

Desde Randstad auguran una nueva campaña récord para este verano al superar por primera vez las 600.000 contrataciones. Se trata de un número inferior a las que contempla Adecco porque solo consideran los sectores del comercio, hostelería, transporte y entretenimiento. Sin embargo, ambas consultoras coinciden en que la tasa de crecimiento se situará en el entorno del 6%, por lo que será muy inferior a la de los ejercicios precedentes, en muchos casos la mitad o incluso menos, aunque duplican la cifra de 2012. «Estábamos ya acostumbrados a tener crecimientos de dos dígitos y ahora pasamos a la mitad», apunta Valentín Bote, director de Randstad Research, quien explica que se trata de un alza «coherente» con los datos que está teniendo con carácter general la contratación, que ya se está ralentizando.

Pese a estos síntomas de desaceleración, este verano se volverá a superar por primera vez desde la crisis los 20 millones de ocupados (con datos de la EPA), según señalan desde Asempleo, que prevé que 2019 termine con un crecimiento en el entorno del 2,5%, bastante por debajo del 3,2% actual, pero por encima de los 400.000 empleos anuales e incluso pudiendo superar los 450.000.