La cifra de ocupados por cada pensionista se queda en Euskadi en 1,89 frente al 2,2 de media estatal

La cifra de ocupados por cada pensionista se queda en Euskadi en 1,89 frente al 2,2 de media estatalGráfico

Álava es el territorio vasco que ofrece una mejor relación (2,28), Gipuzkoa está en la media de la CAV y en Bizkaia se reduce a 1,79

V. AGUIRRE SAN SEBASTIÁN.

Lejos quedaron los años previos a la crisis cuando por cada pensión que pagaba la Seguridad Social, 2,5 trabajadores cotizaban al sistema y éste engordaba una 'hucha' que la crisis ha dejado casi seca. Al cierre del pasado junio, el País Vasco ofrecía una relación de 1,89 trabajadores por cada pensionista, un dato inferior al 2,17 que se registra de media en el conjunto del Estado.

Según los datos de la Seguridad Social, al cierre del sexto mes del año, en España había 18,9 millones de cotizantes ocupados y 8,7 millones de pensionistas, lo que sitúa la ratio de dependencia casi en el 2,2. En el caso de Euskadi, el número de ocupados es de 947.348 frente a los 501.046 pensionistas, lo que supone la mencionada ratio de 1,89. El gasto en pensiones en Euskadi alcanzó en junio los 641,5 millones.

En cuanto a la división por territorios, se muestra bastante desigual. En Álava la ratio es de 2,28 ocupados por cada pensionista, mientras que en Gipuzkoa baja a 1,89 y Bizkaia presenta el peor dato, con 1,79 activos por pensionista.

Si volvemos la vista a mediados de 2008, cuando la recesión daba sus primeros zarpazos a la economía y al empleo, frente a los 19,2 millones de trabajadores que había entonce, la cifra de afiliados en el conjunto de España está en la actualidad un 1,13% por detrás. En cambio el número de pensionistas no ha parado de crecer y acumula un incremento del 14,5%.

En la última década esta relación entre cotizantes ocupados y pensionistas pasó su peor momento en 2013, cuando en lo más agudo de la crisis se quedó en 1,95, aunque en la anterior recesión de principios de los años 90 llegó a ser inferior a 1,90. Desde 2013 se ha ido recuperando ligeramente y ha vuelto a los niveles de 2011, aunque todavía está por debajo del máximo de 2,5 afiliados ocupados por cada pensionista de los años 2006, 2007 y 2008.

En total, en España había el pasado 30 de junio 18.967.952 trabajadores afiliados a la Seguridad Social, una cifra que se ha ido recuperando desde los 16,2 millones de hace cinco años cuando el empleo tocó fondo, con la cifra de ocupación más baja desde 2002.

El número de afiliados está un 1,13% por detrás de los 19,2 millones de 2008 y los pensionistas son un 14,5% más

El grueso de los cotizantes se encuentra enmarcado en el régimen general (14,4 millones), en tanto que hay 3,2 millones de autónomos, 67.895 trabajadores del régimen del Mar y 2.229 del Carbón.

Por su parte, a 1 de junio se pagaron pensiones públicas a 8.733.153 personas, un número que ha ido en aumento año a año, sumando unos 100.000 pensionistas anuales de media desde 2007. Del total de estos, la mayor parte recibe prestaciones de jubilación (5,8 millones de personas), seguidos de los perceptores de viudedad (1,6 millones), incapacidad permanente (943.547), orfandad (325.016) y a favor de familiares (40.409).

Afiliación al alza

De acuerdo con los datos de la Seguridad Social, la tasa de crecimiento anual de la afiliación a la Seguridad Social (3,1%) es casi tres veces superior al crecimiento del número de pensiones (1,1%). En el último año se han incorporado 95.649 pensionistas al sistema, frente a las 771.109 personas que han comenzado a trabajar. Si además de los ocupados se tiene en cuenta a los desempleados con prestación o subsidio contributivo, en total habría 19 millones de cotizantes a la Seguridad Social, por lo que la ratio sobre los pensionistas aumentaría a 2,29 en junio.

Aunque la relación entre ocupados y pensionistas en el territorio estatal se sitúa en 2,17, las regiones presentan diferencias que evidencian cuáles son las más envejecidas o las más dinámicas en cuanto al empleo. Por comunidades, los menores ratios de dependencia se registran en Baleares (con 3,43 trabajadores por cada pensionista), Madrid (2,95) o Canarias (2,66), mientras que las mayores se contabilizan en Asturias (1,34), Galicia (1,50) y Castilla y León (1,64).

Por provincias, Baleares sigue a la cabeza como la región uniprovincial con una menor ratio de dependencia, seguida por Madrid y por Almería (2,94 %), mientras que en el lado contrario se sitúan Orense (1,09%), Lugo (1,24%), León (1,26%) y Zamora (1,28%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos