Trabajadores de hostelería inician protestas contra su «penosa» situación laboral

Rueda de prensa de ELA de este viernes./ARIZMENDI
Rueda de prensa de ELA de este viernes. / ARIZMENDI

ELA denuncia que impera la «ley de la selva con salarios mínimos y jornadas interminables» tras diez años sin convenio

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN

Los trabajadores de hostelería de Gipuzkoa tratarán en los próximos días de llamar la atención respecto de sus «penosas» condiciones laborales, según denunció este viernes ELA, sindicato mayoritario en el sector, que pondrá en marcha una campaña de movilizaciones en Donostia coincidiendo con el inicio del Zinemaldia.

La central nacionalista explicó en rueda de prensa que tras diez años sin renovar el convenio en el sector de Hostelería «impera la ley de la selva, con salarios mínimos y jornadas interminables». Las portavoces sindicales Ane Alberdi y Mari Luz Rodríguez destacaron que «la ausencia de convenio, junto con la reforma laboral y la complicidad de la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa, ha generado que en la mayoría de las contrataciones se aplique el salario mínimo interprofesional».

«Jornadas interminables, con horas extras sin remunerar, trabajadores sin contrato y ausencia de calendarios» son otras de las cuestiones criticadas por las responsables sindicales. Aberdi y Rodríguez arremetieron contra «el modelo de turismo» implantado en todo Gipuzkoa, ya que, en su opinión, «deja desprotegidos a los trabajadores».

«Hablan de crecimiento económico y de creación de empleo, pero de qué tipo de empleo están hablando», se preguntaron las representantes de ELA, que cifraron en un 10% la pérdida de poder adquisitivo en el sector como consecuencia de la falta de renovación del convenio provincial.

Subidas salariales por encima del IPC en Tesa Assa Abloy

Los 300 trabajadores de la compañía Tesa Assa Abloy, con centros de trabajo en Irun y Eskoriatza, verán renovadas sus condiciones laborales tras renovarse el convenio colectivo. Según informó ayer ELA, el pacto tiene una vigencia de tres años y recoge una subida salarial del IPC+1 para cada ejercicio -2019, 2020 y 2021-. Además incluye la aplicación del contrato de relevo de forma obligatoria siempre que lo solicite el trabajador, gestión y seguimiento de las bajas por parte de Osakidetza, la imposibilidad de aplicar el convenio estatal del Metal y otras mejoras.

El acuerdo de Hostelería decayó el ya famoso 7 de julio de 2014 al igua que otros muchos convenios provinciales como consecuencia de la entrada en vigor de la última reforma laboral, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que limitaba la ultraactividad a un año. Una situación que ha permitido que algunas empresas apliquen el salario mínimo interprofesional. Con todo, el convenio venció en 2010, con lo que los trabajadores no han podido actualizar sus condiciones en base a un nuevo acuerdo provincial.

Ahora se han retomado las negociaciones y ya se han celebrado cinco reuniones entre los sindicatos ELA, LAB, CC OO y UGT, por la parte social, y la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa, por la empresarial. La central nacionalista reclama a la patronal que tome medidas para solventar esta situación. ELA iniciará en solitario la campaña de protesta, que se desarrollará en aquellas zonas en las que la situación es más grave, «como puede ser -señalaron- la Parte Vieja de San Sebastián». Consistirá en encarteladas y reparto de hojas informativas.

El convenio provincial de Hostelería aglutina a 13.800 trabajadores que desempeñan su labor en bares, restaurantes, discotecas y colectividades, esto es, comedores escolares de centros concertados y privados. Hasta 2014 también incluía a los empleados de hoteles, pero debido a las dificultades para avanzar en la negociación del convenio en julio de dicho año se desgajó del de Hostelería y se firmó el primer convenio de alojamientos del territorio, con una vigencia de tres años. Un pacto que englobaba entonces a 1.800 trabajadores.