«Las tensiones a ambos lados del Atlántico pueden agotar la fase alcista»

Martín Ugalde. / CM
Martín Ugalde. / CM

Martín Ugalde, director de Maier, apunta que EE UU ha roto el 'status quo', pero espera que su grupo crezca un 5%

F. S. SAN SEBASTIÁN.

Martín Ugalde dirige Maier Group, compañía integrada en la Corporación Mondragón. En la planta de Gernika fabrica componentes para automoción, principalmente piezas de plástico y subconjuntos técnicos. Entre sus clientes se encuentran las principales marcas del mundo, desde BMW hasta Jaguar, pasando por Daimler, Ford o Toyota.

Ugalde explica que el sector atraviesa un ciclo alcista que dura más de un lustro, pero alerta de que aparecen nubarrones que pueden truncar esta evolución. Entre ellos cita unos costes de financiación altos, déficits públicos y niveles de deuda elevados y las tensiones comerciales surgidas a ambos lados del Atlántico. En relación a esta última cuestión, Ugalde señala que «la revisión tarifaria, cuyo protagonista principal ha sido EE UU, rompe con el 'status quo', derivando quizá en una espiral que impacte en el sector automovilístico». El director general de Maier añade que la incertidumbre geopolítica incluye la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que «puede afectar a las numerosas transacciones que se realizan diariamente, así como condicionar algunas inversiones de capacidad nuevas». Y, todo ello, sin olvidar el «tortuoso e incierto proceso del 'Brexit'», con el riesgo de que se apliquen aranceles.

No obstante, pese a este escenario global complejo, Maier elevará sus ventas un 5%, destacando la aportación de Asia. Ugalde estima que el PIB de la UE crezca un 2%, el de EE UU entre un 2% y un 3% y China por encima del 6%.

Además, señala Ugalde, el mercado estatal registra «una recuperación constante de ventas y producción, tanto por la asignación de nuevos modelos a plantas de la península gracias a los acuerdos de flexibilidad y productividad, como por la recuperación de la economía y el consumo».

Retos del sector

Ugalde indica que la industria vasca de componentes tiene que afrontar varios retos, entre ellos responder ante la «escasez de talento para las necesidades que va a tener el entorno industrial y, en particular, el sector de la automoción». Además, precisa mejorar la competitividad «desarrollando e incorporando de manera efectiva la industria 4.0».

Respecto al coche eléctrico y autónomo, explica que en el caso de Maier requerirá asumir novedades tecnológicas en el mundo de la electrónica, sensórica e iluminación». El director general de la compañía recomienda desarrollar las competencias necesarias «al ritmo que demanda el mercado».

 

Fotos

Vídeos