El talento escasea en el mejor momento para las empresas en Gipuzkoa

Acto entre profesionales guipuzcoanos que trabajan fuera y empresas locales. /LUSA
Acto entre profesionales guipuzcoanos que trabajan fuera y empresas locales. / LUSA

Adegi alerta de que una de cada tres compañías renuncia a contratar al no hallar al perfil idóneo en un momento en el que la capacidad productiva es la más alta desde 1999

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

«El talento es cada vez más escaso y las empresas se encuentran con que tienen mercado y clientes, pero les faltan personas con las que desarrollar el proyecto». El presidente de Adegi, Eduardo Junkera, ha hecho visible este viernes cuál es la principal preocupación para las compañías del territorio. La encuesta de coyuntura de la patronal guipuzcoana lo deja claro: la principal preocupación para el 43% de las firmas es contratar personal cualificado. Una situación compleja y que afecta a cada vez más compañías, que no se conforman con vivir un momento dulce, sino que quieren (como es normal) que ese momento se alargue lo máximo posible y reforzar la plantilla con los profesionales que le deben garantizar su pervivencia durante más tiempo.

El paisaje que observan las firmas guipuzcoanas es extremadamente positivo según los datos explicados por Adegi. El 88,5% de las empresas señala tener un nivel de pedidos normal o alto (el nivel más alto de toda la serie), su capacidad productiva ronda el 85% en septiembre (el grado más alto desde enero de 1999), el 98% de las compañías considera que la situación del mercado es de reactivación o normalidad y el 94,5% de los negocios prevé mantener o aumentar su plantilla. Sin embargo, ven muy complicado incorporar al personal que necesitan de forma que hasta una de cada tres firmas renuncia a incorporar personal aunque lo necesiten al no encontrar el perfil cualificado que requieren.

Los responsables de Adegi, en el acto de este viernes.
Los responsables de Adegi, en el acto de este viernes. / Usoz

El reto se presenta mayúsculo. «La competitividad es global por el talento entre empresas y territorios», ha definido Junkera, que ha comparecido junto al director general de Adegi, José Miguel Ayerza, y el responsable de competitividad e innovación, Patxi Sasigain. La estrategia, de la que Adegi desea ser un actor traccionador, pasa por retener el talento en las empresas, repatriar a los guipuzcoanos que salieron del territorio durante la crisis y configurar un entorno atractivo para incorporar a personal cualificado de otras comunidades o países.

¿Qué ofrecer?

Para ello, hace falta que el atractivo de las firmas y del entorno sea el mayor posible. «Las condiciones económicas que ofrecen a nuestros profesionales en otros países pueden ser más elevadas, pero tenemos que competir con otros factores como las condiciones de vida, el poder adquisitivo…», ha explicado Junkera. «Necesitamos personal sí o sí, pero tampoco podemos permitir que se marchen los que ya están porque fuera las condiciones sean mejores», ha incidido Ayerza. En este sentido, han emplazado a las empresas a seguir realizando contratos indefinidos, de forma que la temporalidad no suponga un factor que vaya en contra de la retención del talento del territorio.

Desde Adegi, consideran también que la reactivación de la Mesa de Diálogo Social, en la que participan el Gobierno Vasco, Confebask y los sindicatos CC OO y UGT debe servir para crear un plan que dé respuesta también a esta situación que preocupa a las compañías vascas.

7.000 empleos este año

En esta nueva toma de la encuesta de coyuntura Adegi mantiene la previsión de crecimiento y generación de empleo para Gipuzkoa que anticipó en mayo. Así, prevé que el PIB del territorio (que se encuentra en máximos históricos) crezca al menos un 2,7% este ejercicio y se creen 7.000 empleos netos en Gipuzkoa a cierre del ejercicio.

«La incertidumbre forma parte del paisaje», ha señalado Junkera en referencia a los posibles signos de desaceleración de la economía que han advertido distintas organizaciones en las últimas semanas. En principio, Adegi no anticipa ningún tipo de pinchazo de la economía «que se encuentra en máximos», sin embargo identifica como «incognitas» la evolución de cuestiones como la crisis del diésel, la electromovilidad, el Brexit o Trump.