El registro de la jornada laboral entró en vigor ayer, aunque la mayoría lo estrenará hoy

El registro de la jornada laboral entró en vigor ayer, aunque la mayoría lo estrenará hoy

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO SAN SEBASTIÁN.

El registro de la jornada laboral que obliga a todas las empresas a anotar diariamente las horas de trabajo de sus empleados con el objetivo de controlar posibles excesos de jornada entró en vigor ayer, en una jornada festiva. Pero para muchos trabajadores será hoy su estreno con este nuevo sistema siempre que la empresa no tuviera ya implantado un control exhaustivo. Y es que este registro debe incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de cada empleado por el mecanismo que cada empresa acuerde con los representantes de los trabajadores o en su defecto, el que decida el empresario, y que puede ser desde manual hasta biométrico.

El Ministerio de Trabajo ha aclarado que el modelo de registro deberá ofrecer fiabilidad y acreditar que no es manipulable y que en él tendrán que constar, cuando estén reguladas en la empresa, las pausas y descansos de los trabajadores para que no computen como tiempo efectivo de trabajo.

Estos registros deberán conservarse durante cuatro años y estar disponibles para el trabajador, sus representantes sindicales y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. No implantar el registro o no tenerlos será motivo de sanción grave que conllevará una multa que oscilará entre los 626 ylos 6.250 euros.

La Inspección de Trabajo comenzará a exigir los registros desde hoy, aunque dará a las empresas un margen (no más de un mes) si ve buena voluntad y que está negociando con los representantes de los trabajadores. Las asociaciones empresariales han acogido con escepticismo la medida, mientras que los sondicatos la critican abiertamente. Los primeros entienden que su rigidez choca con la flexibilidad y confianza sobre la que pretenden pivotar las relaciones laborales, y las centrales entienden que no servirá para atajar las horas extras no abonadas.