¿Cómo recupero el IVA en el caso de impago?

¿Cómo recupero el IVA en el caso de impago?

Cada semana los expertos de Garrigues responden a una selección de preguntas de los lectores

EDURNE PASCUAL (GARRIGUES)

Con carácter general (salvando, por su limitada implantación, el régimen especial del criterio de caja), los sujetos pasivos del IVA (proveedores de bienes y servicios) tienen que ingresar las cuotas de IVA devengadas en sus operaciones, las hayan cobrado o no.

Aunque en la actualidad, pasados los peores años de la crisis, los impagos sean menos frecuentes, los sigue habiendo, por lo que es importante recordar los requisitos y plazos que hay que cumplir para poder recuperar ese IVA ingresado y no cobrado.

Para dicha recuperación, la normativa posibilita que el sujeto pasivo modifique la base imponible del IVA (salvo, por ejemplo, en el caso de deudas afianzadas, garantizadas o con vinculados), distinguiendo si el deudor está, o no, en situación de concurso.

En el primer caso, se permite modificar la base imponible cuando, con posterioridad al devengo de las cuotas repercutidas, se dicte auto de declaración de concurso.

En caso de que el deudor no esté en concurso, se exige cumplir con los siguientes requisitos:

-La factura tiene que tener, al menos, un año de antigüedad (o 6 meses para los sujetos pasivos con un volumen de operaciones en el ejercicio anterior inferior a seis millones de euros).

-El destinatario de la operación debe actuar como empresario o profesional (en otro caso, sería posible únicamente respecto de facturas de más de 300 euros de base, IVA excluido).

-La factura impagada tiene que estar registrada en los libros registro de IVA e instado su cobro mediante reclamación judicial o requerimiento notarial al deudor.

En cuanto al procedimiento, los plazos son fundamentales: en ambos casos se cuenta con un plazo de tres meses para proceder a la modificación de la base imponible.

En el primero, dicho plazo empieza a contar desde la publicación en el BOE del auto de declaración de concurso. En el segundo, una vez trascurrido el plazo de un año (o seis meses) desde el devengo del Impuesto repercutido.

¿Y cómo se hace la modificación? Emitiendo una factura rectificativa que deberá ser remitida al destinatario de la operación (y a la Administración concursal, en el caso de concursados) y comunicándolo a Hacienda en el plazo de otro mes desde su emisión.

Así que, revise sus impagos a ver si, al menos, puede recuperar el IVA ingresado.

(Puedes plantear tus dudas en la zona de comentarios o por correo electrónico a web@diariovasco.com para trasladarlas a nuestros expertos, quienes elegirán una selección para responder las próximas semanas)