La recaudación de Gipuzkoa aumentó un 7,3% hasta octubre

Edificio de Hacienda en San Sebastián. /Michelena
Edificio de Hacienda en San Sebastián. / Michelena

El incremento se sitúa cinco puntos por encima del objetivo, con 256 millones más que el ejercicio precedente

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Quedan dos meses para cerrar el curso y la recaudación por tributos de Gipuzkoa camina cinco puntos por encima del objetivo. En otras palabras, la previsión es que se cierre el curso con un aumento del 2,2% y a cierre de octubre los ingresos caminan un 7,3% por encima del mismo periodo del pasado ejercicio. ¿Cabe ser optimista? Por supuesto, ya que hace apenas un mes parecía que la recaudación comenzaba a planear y a perder fuelle y se situaba en un avance del 3,6%, justo la mitad que 31 días después. ¿Cabe ser prudente? También, ya que queda por contabilizar parte del ingreso 'extra' proveniente en 2017 del acuerdo por el Cupo con el Estado del que solo se han contabilizado 86 millones de alrededor de 200.

Esa misma es la postura que sigue transmitiendo la propia Hacienda foral. «Lo estamos haciendo muy bien en aquello que está en nuestra mano», ha señalado el diputado del ramo, Jabier Larrañaga, que ha puntualizado aun así que «los picos mensuales no deben de despistarnos ni llevarnos a caer en autocomplacencias ni triunfalismos: tenemos por delante dos meses de mucho trabajo, claves para poder cerrar bien el año».

Sea como fuere, hasta octubre el fisco guipuzcoano ha recaudado 3.717 millones de euros. En concreto, la mejora se traduce en 256 millones de euros más que en el ejercicio precedente, un repunte importante teniendo en cuenta que hace apenas un mes el incremento era de 107 millones de euros. Así las cosas, Gipuzkoa ya ha recaudado casi 8 de cada 10 euros que tenía previstos ingresar este curso.

Empleo, actividad y consumo

La subida se explica, según apuntan desde el departamento de Hacienda, por la buena evolución de los tributos principales, es decir, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sociedades y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). En el ámbito del impuesto sobre la Renta, la Hacienda foral ha recaudado hasta la fecha 65 millones más (+5,5%) por rendimientos del trabajo, el gravamen que va directamente ligado a la creación de empleo y a la mejora de los salarios.

Las retenciones sobre ganancias patrimoniales, por su parte, han crecido 6,4 millones de euros (+44,2%) y las retenciones sobre capital mobiliario e inmobiliario se incrementan en 1,2 millones (+2,9%) y 0,7 millones (+3,3%) respectivamente. De este modo, el saldo global del IRPF también es positivo, ya que se han recaudado 101,7 millones más (+8,5%) que en el ejercicio precedente.

En lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, los ingresos de la cuota diferencial neta, concepto que grava los beneficios de las empresas, aumentaron en 11,5 millones: los ingresos brutos disminuyeron 16,7 millones, mientras que las devoluciones se redujeron en 28,1 millones. En el capítulo de impuestos especiales, la recaudación del Impuesto sobre Hidrocarburos creció en 17,8 millones de euros (+5,8%), mientras que la del Impuesto sobre Labores del Tabaco aumentó en 4,1 millones (+4,5%).

En lo que respecta al IVA, la recaudación de la parte del tributo que gestiona la Diputación Foral subió un 14,5%, es decir, se han recaudado 136,6 millones más gracias a la mejor actividad de las empresas, sus mayores ventas y el mayor consumo de los particulares. Los ingresos han crecido en 52,5 millones (+4,5%), se han devuelto 7,4 millones más (+1,4%) y el ajuste interterritorial del IVA aumentó en 91,5 millones (+30,1%).

Por último, en el ámbito de los ajustes con el Estado, la recaudación acumulada empeoró en 51 millones en el IVA y en 13,4 millones en impuestos especiales.

 

Fotos

Vídeos