Los pensionistas vascos solicitarán una reunión con Urkullu para que les clarifique su postura

La Coordinadora Estatal señala que el Gobierno les ha trasladado que contarán con ellos «como uno más» en el Pacto de Toledo

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

Los pensionistas vascos no tienen prisa en solicitar un encuentro con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, después de que rehusaran acudir a la reunión que mantuvo ayer con la Coordinadora Estatal. Y es que están por la labor de darle al actual Gobierno cierto margen de maniobra hasta que pueda aprobar los presupuestos.

Según indicó ayer el portavoz de la asociación vizcaína, Jon Fano, otra de las razones de que no acudieran ayer al encuentro con la ministra es que hay un problema de «ámbitos de representación, en el sentido de que los pensionistas vascos no se sienten representados por la Coordinadora Estatal, lo que corroboró posteriormente un portavoz de la asociación española.

En cualquier caso, los pensionistas vascos sí solicitarán un encuentro con el lehendakari, Iñigo Urkullu, ya que pretenden que este les clarifique la postura del Gobierno Vasco en lo que respecta al sistema público de pensiones, máxime tras la propuesta del diputado general de Bizkaia, Unai Rementería, de extender las EPSV de empleo a todos los trabajadores. Un planteamiento que ha hecho suyo el Ejecutivo vasco, quien adelantó que está trabajando con ese escenario y que los contactos están avanzados. Los pensionistas vascos critican «que se apueste por los sistemas privados de pensiones».

Por su parte, la Coordinadora Estatal salió satisfecha del encuentro con Valerio, que se comprometió a mantener un diálogo sostenido en el tiempo. Además, les indicó que contarán con ellos «como uno más» en el Pacto de Toledo. La coordinadora le dará al Ejecutivo una tregua hasta septiembre, pero adelantó que dependerá del Gobierno «si apuesta por los hechos o les quiere seguir teniendo en la calle».

 

Fotos

Vídeos