Los pensionistas vascos reclaman que la moción de censura contra Rajoy recoja sus demandas

La concentración de este lunes frente al Ayuntamiento de San Sebastián/Iñigo Sánchez
La concentración de este lunes frente al Ayuntamiento de San Sebastián / Iñigo Sánchez

Un lunes más unas 300 personas se han reunido en asamblea en los jardines de Alderdi Eder, en San Sebastián

DV Y AGENCIAS

Las asociaciones de pensionistas vascos han reclamado este lunes que sus demandas sean uno de los ejes centrales de la moción de censura que el PSOE ha presentado contra el gobierno de Mariano Rajoy.

La moción de censura y las manifestaciones del pasado sábado en las capitales vascas han centrado las intervenciones durante las concentraciones que los pensionistas vascos realizan todos los lunes desde enero.

En San Sebastián, unas 300 personas se han reunido en asamblea en los jardines de Alderdi Eder, donde una portavoz de la plataforma que agrupa a los pensionistas de Gipuzkoa ha advertido al PNV y al PP de que los jubilados «seguirán en la lucha» hasta conseguir que se establezca la pensión mínima en los 1.080 euros, así como que se garanticen subidas iguales al IPC cada año.

Ha informado también de que la pasada semana se debatió en el pleno del Ayuntamiento de San Sebastián una propuesta con las reivindicaciones de los pensionistas, que recibió el apoyo del EH Bildu e Irabazi, mientras que el PP se opuso, el PNV se abstuvo y el PSOE apoyó todos los puntos excepto el que exigía situar en 1.080 euros las pagas mínimas.

Tres momentos de la concentración. / Iñigo Sánchez

Tras la asamblea, los participantes han recorrido en manifestación las calles céntricas de San Sebastián para concluir el acto de protesta con una concentración en el Boulevard.

En Bilbao, donde se han reunido más de un millar de personas, los portavoces del colectivo han cargado contra el PNV, el Ayuntamiento y los medios de comunicación por cifrar en 14.000 los participantes en la manifestación del sábado, cuando según sus cálculos ascendieron a 75.000, el doble que en la anterior marcha realizada.

En su opinión, las instituciones buscan «desmovilizar» a los pensionistas, pero han asegurado que seguirán, incluido el verano, «hasta cumplir los objetivos».

Han considerado que los «cambios políticos» afectan a su agenda pero han estimado que la presentación de la moción de censura puede ser una «oportunidad» para conseguir sus objetivos, y han exigido a los partidos que incluyan sus demandas en ese debate parlamentario para cambiar de gobierno.

La concentración de Bilbao ha contado este lunes con la asistencia de un grupo de pensionistas que ha venido desde Madrid.

En Vitoria más de trescientas personas han secundado una semana más en la Plaza de España la concentración para reclamar unas pensiones públicas «dignas». Los participantes han secundado las habituales consignas como «Menos ladrones en las instituciones», «Menos de 1.080 no me sale la cuenta», «Pentsionistak aurrera» y «Esta batalla la vamos a ganar».

 

Fotos

Vídeos