Los pensionistas vascos multiplicarán sus protestas en otoño y darán «un salto cualitativo» junto a otros colectivos

Una de las conctraciones de pensionistas y jubilados en San Sebastián. / DV

Aseguran en la semanal concentración que reclamaran que las «promesas» que han recibido «se conviertan en realidades»

EL DIARIO VASCO

Las plataformas de pensionistas de Euskadi y Navarra continuarán con sus protestas este verano y las «mutiplicarán» a partir de septiembre para reclamar que las «promesas» que han recibido «se conviertan en realidades». En este sentido, prevén hacer «una nueva demostración de movilización potente» en el 1 de octubre, el Día Internacional de las Personas Mayores, y dar «un salto cualitativo» con una «movilización ciudadana», junto a otros colectivos, en noviembre.

En San Sebastián, como cada lunes, los pensionistas han celebrado una asamblea en los jardines de Alderdi Eder, donde una de sus portavoces ha leído un comunicado para anunciar que a partir de septiembre «multiplicarán» sus movilizaciones en coordinación con otros sectores y colectivos sociales que agrupen a trabajadores en activo, mujeres, jóvenes o estudiantes.

«La respuesta masiva, transversal y plural para conseguir unas pensiones dignas y unos derechos sociales que afectan a la mayoría de la sociedad se hace cada vez más imprescindible«, añade el texto leído en la concentración, en la que han participado 150 personas.

Los pensionistas, que aún tienen que analizar si mantendrán las protestas semanales en verano, han dicho a los partidos políticos que ya es el tiempo de las «realidades» y no de las «promesas» y han asegurado que ahora que las «fuerzas progresistas tienen mayoría» en el Congreso pueden aceptar las reivindicaciones de los pensionistas «si todas ellas tienen voluntad política».

También en Bilbao cientos de pensionistas se han concentrado un lunes más ante el Ayuntamiento para reclamar unas «pensiones dignas» y exigir al Gobierno que «las promesas se conviertan ya en realidades».

Un año y cinco meses de protestas después, los jubilados del País Vasco siguen movilizándose por unas «pensiones públicas y dignas». Esta vez, alegando que «las promesas deben convertirse ya en realidades».

Un portavoz del movimiento de pensionistas de Bizkaia ha declarado ante los medios que la crítica del Banco de España a las propuestas del colectivo «pone al descubierto los intereses de los bancos, que multiplican sus ingresos sin tener en cuenta los derechos de los jubilados».

Según las Plataformas de Pensionistas de País Vasco y Navarra, hay medios y dinero suficientes para «garantizar y mejorar» las pensiones. «Solo hace falta voluntad para que sean sostenibles y valentía para enfrentar la corrupción y modificar el sistema tributario».

Asimismo, la Plataforma ha aclarado que «aún hay 225.000 personas por debajo de 825 euros de pensión», por lo que las protestas continuarán durante el verano y se multiplicarán en septiembre: «Aprovecharemos las fiestas para popularizar nuestras demandas. Necesitamos una respuesta masiva».