Los jubilados desafían a la lluvia en defensa de unas pensiones dignas

La lluvia no ha detenido a las miles de personas que se han acercado al Boulevar de San Sebastián para participar en la manifestación. / Iñigo Royo

A pesar de la lluvia miles de personas se han manifestado en las tres capitales vascas en demanda de unas pensiones dignas

DV Y AGENCIAS

Los jardines de Alderdi Eder eran un auténtico hervidero de gente minutos antes de las seis de la tarde. Pensionistas y no pensionistas, mayores y no tan mayores, llenaban los alrededores el Ayuntamiento de San Sebastián para participar en la manifestación para reclamar «unas pensiones dignas». El aguacero que ha caído pocos minutos de las seis de la tarde ha obligado a sacar los paraguas pero no ha detenido a los jubilados en su marcha reivindicativa. Los pensionistas, los mismos que, armados tan solo de dignidad y sabedores de su importancia en cualquier cita electoral, han logrado que el problema de sus prestaciones, domine la actualidad política e institucional en toda España.

Entre 15.000 y 20.000 según los convocantes, han participado en la marcha convocada por la Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa (PAMG), bajo un intenso aguacero.

Los manifestantes se han congregado en los jardines de Alderdi Eder tras la pancarta principal de PAMG con los lemas "Defensa de las pensiones púbicas", "Ninguna pensión por debajo del umbral de pobreza", "No al empleo generador de pensiones pobre", sujetada por representantes de las asociaciones de pensionistas.

Pancartas de las diversas asociaciones integradas en PAMG, algunas ikurriñas y banderas feministas han desfilado portadas por los participantes en la protesta, que ha discurrido prácticamente en silencio sin corear consignas.

Representantes políticos y sindicales como los dirigentes del PSE-EE Eneko Andueza, Susana Corcuera, Ernesto Gasco o Denis Itxaso, o los de Ezker Anitza-IU Arantxa González y Jon Hernández, entre otros, se han sumado a la multitudinaria manifestación para reclamar unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1.080 euros. También se han sumado dirigentes sindicales como la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu.

La lucha de los pensionistas

Fotos: Iñigo Royo

En Bilbao una marea humana, con la participación de 115.000 personas, según fuentes municipales, ha recorrido esta tarde las calles de Bilbao para exigir unas pensiones públicas "dignas" y decir "no al 0,25%" de subida que aplica el Gobierno central. Los pensionistas, que han pedido la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han advertido de que seguirán adelante con las movilizaciones y se han mostrado convencidos de que van a "ganar esta batalla".

La marcha, una de las más multitudinarias que se han vivido en Bilbao, se ha sumado a otras que se han desarrollado este sábado en Euskadi, como la de este mediodía en Vitoria, o la de esta misma tarde en San Sebastián.

El diputado del PNV y portavoz del grupo vasco en la Comisión del Pacto de Toledo, Iñigo Barandiaran, ha mostrado este sábado su apoyo a las reivindicaciones de los pensionistas y ha exigido la transferencia a Euskadi del régimen económico de la Seguridad Social para "mejorar" el sistema de pensiones.

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha reclamado un sistema "propio" de pensiones y ha pedido al Gobierno Vasco que "no mire a otro lado" y complemente estas prestaciones hasta los 1.080 euros.

La secretaria general de CC.OO. Euskadi, Loli García, también ha acudido a la manifestación de Bilbao y ha emplazado al conjunto de los partidos políticos a defender el sistema público de pensiones porque es "sostenible y eficaz" y su mantenimiento es "una decisión política y no económica".

Por su parte el secretario general de UGT Euskadi, Raúl Arza, ha reclamado al Gobierno central que modifique su política en materia de pensiones y ha reclamado que se debe recuperar la referencia del IPC para subir las pensiones.

La movilización de Bilbao, igual que la de San Sebastián, se une a las de otras de grandes ciudades como Madrid y Barcelona, en las que tanto jubilados como trabajadores han salido a las calles para pedir unas pensiones dignas.

Manifestación en Vitoria

La primera manifestación a nivel de Euskadi ha tenido lugar este mediodía en Vitoria, a la que han acudido más de 15.000 según la Policía Local. Convocados por las organizaciones "Arabako Pentsionistak Lanean" y "Por una vida digna" la marcha ha partido desde la explanada del museo Artium hasta la plaza de la Virgen Blanca, tras una pancarta en la que se leía en euskera y castellano "Pensiones publicas dignas".

Los manifestantes, en su mayoría personas mayores aunque también había muchos jóvenes, han coreado consignas como "Ni un paso atrás, contra los recortes del Partido Popular", "Si no hay pensión no hay calefacción" y "Recorte de pensión, Gobierno dimisión", entre otros.

Entre los miles de manifestantes que han secundado la marcha se encontraba el secretario general del sindicato mayoritario en Euskadi, ELA, Adolfo 'Txiki' Muñoz.

Al concluir la manifestación se ha leído un manifiesto en el que los convocantes han reivindicado la aplicación del IPC en la revalorización de las pensiones y han advertido de que no admitirán que se les "engañe con una mísera subida ni con una desgravación fiscal para los pensionistas de más edad". También han reclamado una pensión mínima de 1.080 euros, como recomienda la Carta Social Europea, así como la abolición de la reforma laboral porque, han dicho, "sin salarios dignos no hay pensiones dignas". Los convocantes han hecho un llamamiento a continuar las movilizaciones y han citado a los vitorianos a una nueva marcha el próximo lunes y el 9 de abril.

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos