Los pensionistas guipuzcoanos salen un lunes más a la calle para exigir unas «pensiones dignas»

La concentración de pensionistas y viudas de este lunes en los jardínes de Alderdi Eder, en San Sebastián/Michelena
La concentración de pensionistas y viudas de este lunes en los jardínes de Alderdi Eder, en San Sebastián / Michelena

Insisten en su reivindicación de un blindaje de las pensiones públicas y una pensión mínima de 1.080 euros

EL DIARIO VASCO

Miles de pensionistas y viudas de Euskadi han reclamado un lunes más el blindaje de las pensiones públicas y han vuelto a reclamar una pensión mínima de 1.080 euros. Las concentraciones han coincidido con la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores.

En San Sebastián, varios cientos de personas se han concentrado y recorrido después en manifestación las calles del centro de la ciudad convocados por la Asamblea de Jubilados y Pensionistas de Alderdi Eder. Han exigido una vez más unas pensionistas «dignas».

Antes de la marcha, los concentrados han leído un comunicado, firmado por las plataformas de pensionistas de Euskadi y Navarra, con motivo de la conmemoración este lunes del Día Internacional de las Personas Mayores, en el que defienden unas «pensiones dignas y una cobertura de las necesidades de atención a la dependencia».

La protesta de los pensionistas ha coincidido a escasos metros con una foto de familia en favor de la iniciativa euskera Euskaraldia en la que ha participado toda la corporación municipal, que ha sido recibida entre silbidos aislados por algunos de los manifestantes.

En Gipuzkoa, se han convocado concentraciones en diferentes localidades para conmemorar el Día Internacional de las Personas Mayores, aunque la manifestación central tendrá lugar el próximo sábado, a las 17:30 horas, en San Sebastián.

En Bilbao ha tenido lugar, una vez más, la convocatoria más multitudinaria. La manifestación, a la cual han asistido unas 25.000 personas según la Policía Municipal, ha tenido lugar después de que una representación de los pensionistas vizcaínos se hayan reunido con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, para exponerles las reivindicaciones del Movimiento.

Al término de la reunión, pasadas las 12 del mediodía, ha comenzado la manifestación en la Plaza de Moyua, donde convergieron cuatro columnas de pensionistas que han llegado a la capital vizcaína procedentes de las márgenes derecha e izquierda de la ría de Bilbao, de la zona de Basauri/Galdakao y del barrio bilbaíno de Rekalde.

A la marcha, apoyada por los sindicatos vascos y numerosos partidos políticos, han asistido también grupos de jubilados y pensionistas procedentes de las localidades madrileñas de Parla y Fuenlabrada.

Una vez reunidos en la Plaza de Moyua, los participantes en la protesta han enfilado por la Gran Vía hacia el Ayuntamiento de Bilbao, sede habitual de las concentraciones que todos los lunes llevan a cabo los pensionistas de Bilbao para defender unas pensiones públicas dignas.

Los manifestantes han coreado las tradicionales consignas del movimiento de pensionistas de Bizkaia como «Gobierne quien gobierne, las pensiones», «Esta batalla la vamos a ganar», «por unas pensiones dignas» y «pensiones públicas para todos».

Al término de la marcha, portavoces del movimiento convocante han leído un manifiesto en el que han vuelto a recordar sus principales reivindicaciones: pensión pública digna mínima de 1.080 euros, subida de las mismas conforme al IPC y garantizadas por Ley, derogación del factor de sostenibilidad y eliminación de la brecha de dinero entre las pensiones de los hombres y las que cobran las viudas.

Los congregados han exigido, finalmente, a los gobiernos de Madrid y Vitoria pensiones dignas desde un Sistema Público, mejor atención a la dependencia y los Servicios Sociales y han animado a los pensionistas de Euskadi y España a seguir con las movilizaciones hasta conseguirlo.

Cerca de 3.000 personas se han manifestado esta tarde por las calles de Vitoria en defensa de unas pensiones públicas dignas. La manifestación, convocada por la plataforma Pentsionistak Araba, ha partido del museo Artium y ha finalizado en la Plaza de la Virgen Blanca tras una pancarta en la que se leía en euskera y castellano: «Pensiones públicas dignas».

Al llegar a la plaza de la Virgen Blanca, un portavoz del colectivo ha leído un comunicado en el que ha denunciado los sucesivos recortes de las pensiones y el aumento del riesgo de pobreza entre los mayores, lo que afecta también al acceso a la energía y a poder calentar el hogar en invierno. También han reclamado que se cubra la atención a la dependencia y que no se penalicen las jubilaciones anticipadas.

Más información

 

Fotos

Vídeos