Los pensionistas de Gipuzkoa sostienen su compromiso por la pensión mínima de 1.080 euros

Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa
La Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa presenta la manifestación del sábado. / Mónica Rivero

Tras el 'no' de la ministra a la pensión mínima, quieren volver a elevar su voz en la manifestación del próximo sábado en San Sebastián

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

«La ministra nos dejó helados al decir que es imposible una pensión mínima de 1.080 euros». Los pensionistas de Gipuzkoa se sorprendieron ayer después de que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, descartara la posibilidad de dar luz verde a la principal aspiración que han mantenido durante los últimos diez meses, el establecer una pensión mínima de 1.080 euros. Sin embargo, lejos de darse por vencidos, los portavoces de las distintas asambleas representativas reunidas en la Plataforma de Asociaciones de Mayores de Gipuzkoa mantendrán este sábado la misma reivindicación durante la manifestación convocada en San Sebastián.

La manifestación, que ha sido presentada este martes arrancará en Alderdi Eder hacia las 17.30 horas, recorrerá las principales arterias del centro de la ciudad y concluirá nuevamente frente al ayuntamiento, aunque en esta ocasión los portavoces no podrán acceder al balcón del consistorio a leer el manifiesto final. Según han apuntado esta mañana, «el Ayuntamiento nos ha prohibido utilizar la terraza en un gesto de desprecio a los que estamos peleando por una pensión digna», ha apuntado Miguel Gortari. Por tanto, han contratado una plataforma desde la cual realizarán las comparecencias finales hacia las 19.30 de la tarde. En Eibar, la cita arrancará en la Plaza Unzaga al mediodía y recorrerá también las principales calles de la ciudad armera.

Los pensionistas guipuzcoanos se muestran «escépticos» a la hora de valorar el acuerdo alcanzado en el Pacto de Toledo por el que, si se cumple el trámite parlamentario, las pensiones se revalorizarán acordes al IPC durante el próximo año. «Hasta que no lo vea publicado en el BOE no me lo creo», ha apuntado Gortari, que aunque valora «positivamente» este avance, todavía apunta que existen varias medidas que se deben tomar para garantizar el futuro del sistema y unas prestaciones dignas. «Hay que derogar el factor de sostenibilidad y, sobre todo, que el Gobierno Vasco contemple la posibilidad de complementar las pensiones hasta alcanzar los 1.080 euros», han apuntado.

El movimiento, sobre todo, se fija en la situación de las mujeres, ya que del 50% de pensionistas vascos que ingresan una nómina inferior a los 1.080 euros, el 80% son mujeres. «La brecha es tremenda y hay que buscar soluciones», ha explicado la portavoz de Duintasuna, Marian Esnaola.

Los pensionistas guipuzcoanos estiman que de las reivindicaciones lanzadas en los últimos diez meses apenas se tiene garantía de que se vaya a cumplir alguna, por lo que avanzan que mantendrán sus movilizaciones hasta comprobar que éstas tienen respuesta o se les da una salida «que garantice unas pensiones dignas a partir de 2020».

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos