Los pensionistas desafían al mal tiempo y toman las calles de Donostia

La manifestación, a su paso para el Boulevard donostiarra/EFE
La manifestación, a su paso para el Boulevard donostiarra / EFE

Miles de personas convocadas por la plataforma de asociaciones del territorio reclaman «pensiones dignas» y animan a mantener la «indignación y comprometerse»

ELENA VIÑAS / FÉLIX MORQUECHO

Miles de pensionistas han tomado a media tarde de este sábado el centro de San Sebastián reclamando «unas pensiones públicas dignas». La movilización, convocada por la plataforma guipuzcoana en la que se intengra una veintena de asociaciones y colectivos de todo el territorio, reunió entre 6.000 y 8.000 participantes, según los organizadores, quienes no ocultaron su pesar por no haber alcanzado la cifra de 10.000 manifestantes que se habían marcado inicialmente como objetivo.

La manifestación partió, a las 17.30, de los jardines de Alderdi Eder para discurrir por las principales arterias de la ciudad. La climatología jugó, una vez más, en contra de los mayores, que tuvieron que hacer frente a fuertes rachas de viento y lluvia, sobre todo en la primera mitad del recorrido.

Abría la marcha una pancarta con las reivincicaciones 'Defensa de las pensiones públicas en Euskadi'. 'Ninguna pensión por debajo de 1.080 euros'. 'No al empleo generador de pensiones pobres', a la que se sumaban otra decena de pancartas y pequeños carteles en los que podían leerse proclamas como 'Hemen bizi, hemen erabaki' (en castellano, 'Aquí vivimos, aquí decidimos'). También se exhibieron algunas ikurriñas y banderas feministas.

A las apenas 2.000 personas que salieron de Alderdi Eder se fueron uniendo más manifestantes durante el itinerario que discurrió por la calle Urbieta, San Martín, el Paseo de los Fueros y Reina Regente. Cuando la manifestación entró en el Boulevard ya triplicaba con creces el número de participantes con la que había comenzado más de una hora antes. Entre los asistentes se encontraban representantes políticos como el parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández y el candidato a diputado general de Gipuzkoa por EHBildu Juan Karlos Izagirre, así como concejales de ambas formaciones.

Durante la marcha, los jubilados gritaron consignas en contra de los responsables políticos. 'Recortan las pensiones desde sus mansiones', 'Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden' y 'No falta dinero, sobran ladrones' fueron algunos de los lemas que corearon sin apenas tregua.

Seguirá la lucha

El recorrido finalizó en el punto de partida, ante el Ayuntamiento donostiarra, en los jardines de Alderdi Eder, donde portavoces de las asociaciones de mayores de Gipuzkoa tomaron la palabra para expresar su intención de continuar luchando por el que califican de «gran desafío», el mantener «unas pensiones dignas para los que hoy somos pensionistas y los que lo serán mañana».

Los pensionistas dieron lectura a un manifiesto acordado por todas las asociaciones que se incluyen en la plataforma guipuzcoana. José María Uria, en castellano, y Marian Esnaola, en euskera, recordaron que el sistema público de pensiones requiere «visión a medio y largo plazo» y medidas «estables», que no pueden estar sujetas a la coyuntura de negociaciones presupuestarias. «Con el acuerdo del PP y el PNV, no se recupera el poder adquisitivo de las pensiones perdido desde el año 2011», lamentaron.

Insistieron en reclamar que ninguna pensión esté por dejado del umbral de la pobreza, que en Euskadi equivaldría a una pensión mínima de 1.080 euros. «Éste debe ser nuestro objetivo a conseguir», manifestaron, al tiempo que recordaron que el 42,5% de las pensiones están por dejado de dicha cantidad, «afectando especialmente a las mujeres».

Para concluir, instaron a la ciudadanía a «indignarse» y «comprometerse». «Estamos ante un gran desafío: la defensa y mejora del sistema públicos de pensiones, como elemento imprescindible para alcanzar una vida digna y la cohesión social paras todas las personas pensionistas y trabajadoras», apostillaron.

También en Eibar

La celebrada ayer en San Sebastián tomaba el relevo a las manifestaciones que tuvieron lugar este pasado lunes en Bilbao, Vitoria y el resto de capitales del Estado. También en Eibar se llevó a cabo a mediodía una manifestación organizada por la misma plataforma que, con más suerte en lo metereológico, reunió a unas 800 personas. Dos pancartas reclamaban la pensión mínima de 1.080 euros, la subida del IPC real y el blindaje del sistema público de pensiones. La cita llegaba pocos días después de la 'Bira en defensa de los derechos de las personas mayores' que pasó por Eibar el lunes, y a pesar de ello logró una respuesta positiva.

Los participantes salieron de la plaza Unzaga para recorrer las calles del centro de la ciudad armera. «Ni un paso atrás» fue uno de los lemas esgrimidos durante la manifestación en la que se criticó la actitud del Gobierno en las últimas semanas.

EFE

Manifestación en Eibar
Manifestación en Eibar / Félix Morquecho

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos