El Parlamento Vasco rechaza que el Gobierno Vasco complemente las pensiones hasta los 1.080 euros

Protesta de los pensionistas en Eibar. /Morquecho
Protesta de los pensionistas en Eibar. / Morquecho

Sí se ha aprobado pedir al Gobierno central que garantice un sistema público de pensiones y al Ejecutivo vasco que siga complementando las pensiones más bajas con la Renta de Garantía de Ingresos (RGI)

AGENCIAS

El Parlamento Vasco ha rechazado sendas iniciativas de EH Bildu y Elkarrekin Podemos para que el Gobierno autonómico complemente progresivamente con fondos públicos las pensiones más bajas hasta llegar a los 1.080 euros como se recoge en la Carta Social europea.

El debate sobre las pensiones ha llegado al Parlamento Vasco a través de una proposición no de ley de EH Bildu. Durante el pleno algo más de un centenar de personas convocadas por la Plataforma de Pensionistas de Euskal Herria por los Derechos Sociales se han concentrado a las puertas de la Cámara para pedir a los grupos que apoyasen la iniciativa debatida en la Cámara.

Los concentrados portaban una pancarta en la que se leía "Pensiones dignas. 1080 euros" y han gritado consignas como "esta batalla la vamos a ganar" y "no falta dinero sobran ladrones", entre otras.

Carlos Ruiz, portavoz de la plataforma, ha dicho que establecer en Euskadi la pensión mínima en 1.080 euros es "posible y legal", y que para ello no hace falta modificar la ley general de la Seguridad Social, sino que se puede hacer a través de complementar las prestaciones bajas con la RGI.

Completar las pensiones hasta el IPC

El pleno sí que ha aprobado una enmienda a la totalidad del PNV y PSE-EE, apoyada por el PP y rechazada por EH Bildu y Elkarrekin Podemos, en la que el Parlamento ha pedido al Gobierno central que garantice un sistema público de pensiones y al Ejecutivo vasco que siga complementando las pensiones más bajas con la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

En la iniciativa original de EH Bildu, rechazada con los votos del PNV, PSE-EE y PP, y respaldada por Elkarrekin Podemos, la coalición pedía que el Parlamento instara al Gobierno Vasco a que, utilizando las competencias que posee, estudie y ponga en marcha vías para completar las pensiones progresivamente hasta el IPC anual de modo que el incremento no se limite al 0,25 % como ha impuesto el Gobierno central.

Además, la coalición soberanista planteaba que el Ejecutivo vasco aplicara progresivamente los parámetros mínimos enunciados por la Carta Social Europea con el objetivo de lograr una pensión mínima de 1.080 euros en el plazo de cuatro años, fijándose especialmente en la situación de la vulnerabilidad de las mujeres que son las que reciben las pensiones más bajas.

También Elkarrekin Podemos, en su enmienda a la totalidad, rechazada igualmente por PNV, PSE-EE y PP, proponía que el Gobierno Vasco complementara las pensiones progresivamente hasta los 1.080 euros esta legislatura.

EH Bildu ha recordado que actualmente se están complementando 16.000 pensiones a través de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), pero lejos de alcanzar los 1.080 euros y ha advertido de que es mucho mayor el número de pensiones que no llega a un mínimo digno.

La parlamentaria de la coalición soberanista Nerea Kortajarena ha reconocido que su propuesta supone un esfuerzo "importante" económico pero el beneficio "merece la pena". "Nos cuesta entender su postura cuando estuvieron presentes en las manifestaciones del pasado sábado", ha criticado dirigiéndose a los partidos socios en el Gobierno Vasco.

Amaia Arregi (PNV) ha insistido en que la competencia en materia de pensiones corresponde al Estado, ha recordado que a través de la RGI ya se complementan las pensiones mas bajas aunque ha reconocido que éstas no alcanzan los 1.080 euros. "Dejemos a un lado la demagogia y las posturas populistas. No se puede pretender suplir todas las carencias de las instituciones competentes por medio de la RGI", ha enfatizado.

Jon Hernández (Elkarrekin Podemos) ha reclamado al Gobierno Vasco que utilice sus herramientas para aliviar la vida de los pensiones a través de dichos complementos porque sería una demostración de que las políticas públicas están también al servicio de los mayores.

José Antonio Pastor (PSE-EE) ha apostado por una reforma de la Ley de Garantía de Ingresos para que más pensionistas, entre otros colectivos, puedan acceder a las ayudas y ha recordado que el Gobierno Vasco ya compensa el pago de medicamentos y gastos energéticos a jubilados con pensiones bajas.

En el pleno también ha sido rechazada por el resto de los grupos una enmienda del PP en la que reclamaba al Gobierno de Iñigo Urkullu que presente a la mayor brevedad posible la ley de reforma de la Ley de Garantía de Ingresos.

El popular Antón Damborena ha asegurado que España "es uno de los países del mundo donde mejor se vive", ha dicho que hay gente que "no cotiza porque no le da la gana", que algunos perceptores de pensiones de viudedad "tienen otros ingresos" y que gracias al Gobierno de Mariano Rajoy el sistema se va consolidando.

En la anterior legislatura la Mesa del Parlamento Vasco, con los votos del PNV, PSE y PP ya rechazó admitir a trámite una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que reclamaba que las pensiones más bajas se complementaran hasta los 1.080 euros mensuales con el argumento de que esa propuesta excede las competencias de Euskadi.

También el pasado año el Parlamento, con los votos del PNV, PSE-EE y PP, rechazó otra iniciativa similar de EH Bildu en la que pedía al Gobierno Vaco que mejorarse los complementos de los pensionistas con prestaciones más bajas.

Movimiento de los pensionistas

 

Fotos

Vídeos